Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2012.

Monumento a las víctimas del Holocausto en Rumanía (Bucarest)

20120408093507-120408-monumento-victimas-holocausto.jpg

En una superficie de casi 3.000 metros cuadrados se levanta, desde octubre de 2009, el Monumento a las víctimas del Holocausto en Rumanía o, lo que es lo mismo, a los 300.000 judíos y romi (gitanos) asesinados en Rumanía durante la Segunda Guerra Mundial.

Se trata de un monumento, cuanto menos, polémico, tanto como el mismo hecho que conmemora pues no podemos olvidar que, hasta el año 2004, todavía había políticos en Rumanía que dudaban públicamente de las matanzas deliberadas ocurridas durante la guerra.

2012-03-30 16.12.49

Situado entre el río Damboviţa y el Ayuntamiento de la ciudad, el monumento diseñado por el escultor rumano Peter Jacobi incluye un memorial, una estrella de David, una Vía Dolorosa, una rueda de los romi – que evoca a la que contiene la bandera romi - y un monolito metálico de 20 metros de altura.

De acuerdo con declaraciones del propio autor, el memorial, una especie de sobrio bunker semienterrado, con una larga placa metálica en su interior que incluye los apellidos de algunos de los asesinados, pretende recordar cómo los judíos y los gitanos tuvieron que resistir ocultos el acoso de las autoridades rumanas. Un par de vitrinas con lápidas judías procedentes del cementerio de Bucarest de la calle Sevastopol, destruido entre 1942 y 1944, y algunas placas con explicaciones rodean este singular edificio. La Vía Dolorosa, formada por placas de granito esculpidas y dispuestas como traviesas de una vía férrea, rememora las deportaciones a los capos de exterminio. Finalmente, la rueda de los roma es una escultura circular de hierro de 2,8 metros de diámetro que pretende inmortalizar la migración de los gitanos desde la India a Europa.

2012-03-30 16.11.50

Independientemente de su discutida estética, el Monumento a las víctimas del Holocausto en Rumanía es un lugar imprescindible para recordar un triste capítulo de la historia del país que no debe ser olvidado y, ni mucho menos, puesto en duda, aunque algunos se empeñen en hacerlo.

08/04/2012 09:35 legiovhispana #. Bucuresti Hay 4 comentarios.

Conferencia: Rumanía y España, momentos compartidos

20120414145810-logo-bono-cervantes.jpg

Tengo el placer de invitar a lectores y simpatizantes a asistir a la conferencia que ofreceré en próximo viernes, 20 de abril, entre las 17 y las 19 h, en el Instituto Cervantes de Bucarest.

Desde que Trajano puso sus pies en la Dacia de Decébalo hasta que Santiago Carrillo o el príncipe Juan Carlos se reunieron con Ceauşescu para facilitar la Transición, Rumanía y España han compartido muchos momentos de su Historia y su Cultura que permanecen más o menos ocultos tanto para el público español como para el rumano.

Durante un par de horas, haremos un repaso por la Historia y la Cultura de ambas naciones, conoceremos cómo se asentaron en tierras rumanas los legionarios hispanos que acompañaron hasta Dacia al emperador de Itálica (Santiponce), sabremos por qué los visigodos dejaron la tierra rumana para establecerse en España, explicaremos cómo una herejía oriental caló profundamente en tierras catalanas y cómo su final afectó a la política del reino de Aragón en el siglo XIII , descubriremos las aspiraciones de Alfonso V a gobernar sobre Transilvania, nos adentraremos en la historia de la última defensa de Constantinopla, en la que participaron castellanos y catalanes, a través de los frescos del monasterio de Moldovita, veremos lo que comparten la arquitectura mudéjar y el estilo moldavo, conoceremos a los soldados rumanos de la Guerra Civil española y muchos otros episodios curiosos que iremos desvelando a lo largo de la sesión.

Los interesados en asistir, encontrarán más información y el imprescindible formulario de inscripción en el siguiente link:

http://bucarest.cervantes.es/imagenes/File/BONOCERVANTEShistoria.pdf

¡Os espero a todos!

14/04/2012 14:58 legiovhispana #. Historia Hay 1 comentario.

Hristos a înviat!

20120415170331-120515-anastasis.jpg

Adevărat a înviat!

Formula empleada en Rumanía para saludarse y felicitarse durante la Semana Santa ortodoxa. Literalmente quiere decir: "¡Cristo ha resucitado! ¡Verdaderamente, ha resucitado!

Hispanos en la conquista de Dacia

20120424224804-trajano-y-compania.jpg

Entre el 84 y el 44 a.C., el rey dacio Burebista había creado un imperio que, con los Cárpatos como espina dorsal, incluía Transilvania, Banato, Oltenia y el centro y sur de Moldavia. Hasta tal punto era un reino poderoso que, durante la guerra civil que se desató entre Pompeyo y César por el control de la República Romana, el primero buscó infructuosamente el apoyo del rey dacio. Cuando Burebista cayó asesinado en 44 a.C. debido a un complot de la aristocracia tribal dacia opuesta a su poder, el reino dacio se dividió y su poder se eclipsó.

En el año 85, un caudillo denominado Dirpaneo consiguió consolidar de nuevo el poder dacio alrededor de la ciudad de Sarmizegetusa y, mediante un ejército reorganizado, empezó a atacar la fortificada Mesia romana, provincia situada en el norte de Bulgaria y noreste de Serbia. Como respuesta, en el año 87, el emperador Domiciano envió contra los dacios un ejército que, tras sufrir una hábil emboscada, fue diezmado frente a la ciudad dacia de Tapae. Tras esta victoria, Dirpaneo cambió su nombre por otro habitual entre los guerreros dacios, Decébalo, cuyo significado era "Fuerte como diez (hombres)". Decidido por la victoria, en el año 89, Decébalo pactó con los germanos atacar la frontera romana a la altura del Rin, por lo que Domiciano se vio obligado a pactar una humillante paz con él a cambio de un tributo y del envío de un equipo de arquitectos e ingenieros romanos que deberían embellecer Sarmizegetusa.

Cuando, en el año 98, Trajano ascendió al trono imperial, la política contemporizadora de Roma con los dacios llegó a su fin. El emperador César Marco Ulpio Nerva Trajano Augusto había nacido en Itálica (Santiponce), junto a la actual Sevilla, el 18 de septiembre de 53 y gobernaría el Imperio Romano desde el año 98 hasta su muerte en 117, siendo el primer emperador de origen no itálico y el primero de la dinastía Antonina.

Trajano desarrolló dos campañas en Dacia que le permitieron derrotar totalmente a los dacios y conquistar su reino. En la 1ª guerra de Dacia (101-102), fueron movilizadas siete legiones (I Adiutrix, II Adiutrix, III Flavia, VII Claudia, I Italica, V Macedonia y XIII Gemina), alguna de las cuales era de origen hispano o contaba en sus filas con legionarios hispanos.

Así, por ejemplo, a Legión VII Claudia, junto con la VI, VIII y IX, había sido fundada en Hispania por Pompeyo en el 65 a.C., todavía en tiempos de la República, constituyendo una de las más antiguas unidades del ejército imperial. Durante el triunvirato de Pompeyo, César y Craso (60 – 53 a.C.), la Legión VII Claudia luchó junto a César contra los galos y participó en la invasión de Britania, todo ello bajo un emblema con la figura de un toro que, con algo de imaginación, puede resultarnos incluso familiar.

Banderas

Tiberius Claudius Maximus, el soldado romano que decapitó a Decébalo y entregó la cabeza a Trajano (106), servía en la Legión VII Claudia, aunque no era de origen hispano pues había nacido en  Grecia. Luchó toda su vida militar junto a Trajano y murió el mismo año que el emperador.

La Legión I Adiutrix, formada por el gobernador de la Tarraconense y después emperador, Servio Sulpicio Galba, estaba integrada exclusivamente por hispanos, mientras que la Legión XIII Gemina, fundada por Julio César en el 57 a.C., en tiempos de Trajano contaba con una cohorte de auxiliares de Hispanorum. Tras la conquista de Dacia, la Legión XIII Gemina quedó definitivamente estacionada en Apulum (Alba) y allí permaneció hasta principios del siglo V, momento en el que se fechó su último registro.

Por último, en el año 105, con el objetivo de participar en la 2ª guerra en Dacia (105 – 106), Trajano formó la Legio XXX Ulpia Victrix, formada exclusivamente por hispanos. La XXX Ulpia Victrix tuvo su primer campamento en Dacia, aunque unos años después fue trasladada a Germania.

La agresiva política de Trajano en Dacia y, más tarde, en Partia, obligó a un importante esfuerzo militar que recayó, en buena parte, en Hispania, lo que provocó una cierta despoblación de varones en la Península en los primeros años del siglo II y la consiguiente queja de las autoridades locales. Tras licenciarse del ejército, muchos de los soldados que sirvieron en Dacia recibieron como recompensa tierras que trabajaron como colonos, estableciéndose así en el territorio conquistado y dando lugar a una comunidad de origen hispano en la futura Rumanía. Pero no sólo fueron soldados los hispanos que llegaron a la Dacia conquistada ya que, según atestiguan unas tablillas encontradas en Alburnus Maior (Roşia Montana) y fechadas entre 131 y 167 d.C., decenas de hispanos y sus familias, especialmente del norte peninsular, llegaron también a Dacia para trabajar en las minas de oro de la región, fundadas por Trajano, ampliando la comunidad de origen ibérico en la zona.

24/04/2012 22:48 legiovhispana #. Historia Hay 23 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris