Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2011.

El estilo mediterráneo o la tercera vía

20110607153649-image000.jpg

Más allá del acalorado debate que se produjo a principios del siglo XX entre los defensores del estilo nacional rumano y los impulsores de la arquitectura moderna, una tercera vía jugó un importante papel en la modernización arquitectónica de la Rumanía interbélica: la ecléctica arquitectura mediterránea, que tuvo su foco principal, aunque no exclusivo, en Bucarest.

Image409

La arquitectura mediterránea irrumpió en la escena arquitectónica como una seria alternativa a las dos corrientes dominantes, a pesar de que sus modelos figurativos fueron claramente ajenos a toda tradición local. Lo cierto es que este nuevo estilo tuvo escasa visibilidad cultural, no se dotó de instrumentos teóricos y estuvo casi ausente en el debate disciplinario, sin embargo, gozó de un enorme éxito entre las clases medias y altas de la ciudad e inauguró un ciclo arquitectónico que se convirtió en un elemento fundamental de la nueva imagen de Bucarest.

Image411

Mientras el neo-rumano era un estilo establecido a nivel teórico y con claros ejemplos representativos, la arquitectura mediterránea fue más bien una amalgama de sugerencias figurativas de resultados algo kitsch, hay que admitirlo, pero que fue capaz de robar parte del mercado a los dos estilos dominantes.

Image005

En una curiosa reinterpretación de algunos elementos del románico y el gótico, los ingredientes del estilo mediterráneo fueron los habituales en la arquitectura ecléctica, es decir, verandas y largas terrazas, balcones, voladizos, pórticos, arcos ojivales y de medio punto, columnas más o menos compuestas, pequeñas ventanas, elementos de hierro forjado, ventanas de arco, tejas de terracota, etc. No obstante, aunque en todos los casos se empleó un vocabulario similar, los edificios resultantes fueron difícilmente clasificables pues no siguieron un canon compositivo común.

Image001

Para su diseño, los propietarios de estos edificios contrataron a arquitectos - algunos de renombre como Henriette Delavrancea Gibory, Ion Giurgea o Mario Ricci – y a equipos de trabajadores, especialmente italianos, y les orientaron sobre sus preferencias, empleando las fotografías de sus viajes a países mediterráneos, para obtener un resultado distinguido, con un toque de exotismo pero próximo a las expresiones estilísticas de la Europa occidental.

Image002

La admiración por este estilo continuó durante el Comunismo, período en el que muchos de estos edificios fueron expropiados y empleados como oficinas centrales de corporaciones públicas, embajadas y residencias de algunos miembros de la Nomenclatura.  La moda persiste y, todavía hoy, algunos nuevos ricos han hecho una reinterpretación de la arquitectura mediterránea de los años 30 y 40 para diseñar sus lujosas mansiones en las zonas residenciales de moda al norte de Bucarest.

Image003

07/06/2011 15:36 legiovhispana #. Bucuresti No hay comentarios. Comentar.

La Casa de Miţa la Ciclista

20110608152105-image000.jpg

Desde hace semanas le tenía echado el ojo a un vistoso edificio situado muy cerca de mi oficina así que ayer, saliendo de trabajar, me fui a hacerle una visita. Se trata de la Casa de Miţa la Ciclista (Str. Biserica Amzei, 9), construida en 1900 por el arquitecto N.C. Mihăescu en un estilo que mezcla el neo-barroco con el Art Nouveau. La fachada del edificio está de lo más ornamentada, con balcones adornados con cupidos de tamaño natural, bajorrelieves de leones y querubines, puertas de hierro forjado, así como motivos florales, volutas y demás parafernalia modernista.

Image003

 A pesar de todo, quizás lo más interesante del edificio es su nombre. Maria Miţa Mihăescu (1885 – 1968) fue una mujer muy hermosa, de cabello rubio e intensos ojos verdes, y una figura destacada del folclore urbano del Bucarest interbélico. Miţa fue cortejada por personajes de la época como el pintor Nicolae Grigorescu o el político Octavian Goga y debe precisamente su mote a un amante despechado, el editor del periódico Furnica, George Ranetti, que en uno de sus artículos escribió irónicamente sobre su excéntrica afición a montar en bicicleta: „Cuando aparece por Calea Victoriei, los aristócratas del Hotel Capsa, los burgueses de Casa Otetelesanu y los bohemios del Kubler abandonan por un momento la política y se detienen a admirar un ejemplar ciclista mientras gritan: ¡Ahí va Miţa la Ciclista!”.

Mita

Las malas lenguas de la época, que maliciosamente también la apodaban la Cotroceanca - en referencia al Palacio Real de Cotroceni - dijeron que la casa fue un regalo del mismísimo rey Fernando y que incluso Manuel de Portugal pidió su mano, aunque fue rechazado porque Miţa se mantenía fiel al amor de su vida, el Dr. Nicolae Minovici. Durante años, Miţa estuvo en la boca de todos en Bucarest por su vida lujosa y extravagante, por llevar el pelo corto y teñido, por comer cada día en el restaurante del Hotel Athenee Palace (hoy, Hotel Hilton). A su regreso de una estancia en París, adoptó la costumbre de dirigirse a todo el mundo en francés, incluso a quienes no lo entendían. Uno de los mayores escándalos de la época se produjo cuando, estando en la playa, se metió en el agua sólo con un bikini comprado en París, indecorosa escena que acabó con la intervención de la policía, que en respuesta fue golpeada con un paraguas blandido por una Miţa totalmente indignada.

Image004

Tras la muerte de su primer marido, a mediados de los años 40, Miţa se casó con el general Alexander Dimitrescu, momento en que empezaron los problemas financieros en su familia. Tras años de disfrutar de una vida lujosa, Miţa se vio obligada a alquilar algunas de las habitaciones de su enorme mansión y ella se trasladó a vivir en la buhardilla. A pesar de todo, no renunció a sus extravagancias, siguió vistiendo con ropa de aspecto elegante e incluso se dijo que en una ocasión envió a mendigar a su marido a la cercana calle Mendeleev para poder permitirse una última cena en el Athenee Palace.

mita1

 

08/06/2011 15:21 legiovhispana #. Bucuresti Hay 3 comentarios.


Arco del Triunfo

20110614102623-dscf0053.jpg
Uno de los monumentos más emblemáticos de Bucarest es su Arco del Triunfo, construcción que da la bienvenida a los visitantes que llegan a la ciudad desde cualquiera de los dos aeropuertos y se dirigen al centro.
 
En la plaza en la que se levanta este Arco del Triunfo ya se había levantado uno provisional en 1878, sólo un año después de la Guerra de Independencia, para recibir a las victoriosas tropas rumanas (imagen, a continuación). Tras la victoria en la Primera Guerra Mundial, en 1922 se construyó aquí un Arco del Triunfo de madera y estuco para conmemorar también la Gran Unión de los Principados con Transilvania y la coronación del rey Fernando y la reina María. Años después, el mismo arquitecto, Petre Antonescu diseñó en piedra maciza el tercero y definitivo Arco del Triunfo con un estilo clásico a imitación del Arco del Triunfo de París.
 
Arcul 1878
 
La fachada sur del Arco está decorada con dos medallones de bronce con las efigies del rey Fernando y de la reina María. Inicialmente, ambos medallones fueron esculpidos en piedra por Alexandru Călinescu pero las autoridades comunistas los destruyeron en 1948 y los sustituyeron por unos medallones con motivos florales. Tras la Revolución de 1989, las flores desaparecieron y se colocaron las efigies en bronce con los motivos monárquicos. Sobre las imágenes de los reyes, hay sendas esculturas de Victorias de los escultores Constantinescu y Baraski.
 
En las fachadas laterales están grabadas en piedra las palabras que el rey Fernando dirigió a la nación rumana con ocasión de la entrada en la Primera Guerra Mundial y durante la ceremonia de su coronación en Alba Iulia. Las dovelas del arco llevan también inscritos nombre de diversas batallas ganadas por las tropas rumanas durante la contienda (Mărăşeşti, Oituy, etc.). En la fachada norte, un medallón representa la Virilidad con la imagen de un barbudo guerrero romano con una espada y otro la Fe con un joven que porta una cruz. Las Victoria esculpidas sobre ambas imágenes son obra de los escultores Onofrei y Medrea.
 
DSCF0052
 
Anualmente, el día 1 de diciembre, Fiesta Nacional de Rumanía, unos 2.000 soldados de las Fuerzas Armadas rumanas desfilan bajo el Arco del Triunfo junto a sus carros de combate, vehículos acorazados, armas y demás pertrechos militares. Asiste al evento el Gobierno en pleno y suele resultar imposible encontrar un sitio en primera fila pues, haga un frío que pele o caigan copos de nieve como puños, los bucarestinos salen a la calle para asistir al espectáculo.
 
 arcul_de_triumf91
14/06/2011 10:26 legiovhispana #. Bucuresti Hay 1 comentario.

Sobre dónde comprar fruta y verdura

20110615174226-110615-frutas-y-verduras.jpg

Bucarest está rodeado de pueblecitos donde, quien más quien menos, cultiva frutas y verduras en su jardín. De este modo, diariamente los paisanos visitan la ciudad con sus Dacias 1300 – la versión rumana del Renault 12 – repletos de vegetales de temporada que exponen en cualquier esquina de la ciudad. Las provisiones suelen ser de excelente calidad y, con su venta, los lugareños se sacan un sobresueldo, una sobrepensión o, simplemente, una cantidad para ir tirando.

Para que el lector se haga una idea cabal sobre los precios, hoy he comprado medio kilo de cerezas deliciosas a 10 lei/Kg (2,4 €/Kg) y mañana le hincaré el diente a unas fresas a las que ya he echado el ojo por 8 lei/kg (1,9 €/Kg).

15/06/2011 17:42 legiovhispana #. Bucuresti Hay 1 comentario.

A propósito del Arco del Triunfo

20110620163823-tanques-alemanes-frente-al-arco-de-triunfo-de-bucarest.jpg

He encontrado en el excelente blog de Alex Galmeanu una fotografía interesante con el Arco del Triunfo de Bucarest como protagonista.

Se trata de una instantánea tomada el 1 de diciembre de 1940, Fiesta Nacional de Rumanía, frente al emblemático monumento de la ciudad. En 23 de noviembre de 1940, gracias a la firma del Pacto Tripartito, Rumanía se había unido a las fuerzas del Eje y rápidamente los efectivos de la Wehrmacht estacionados en territorio rumano sobrepasaron los 500.000 soldados, no sólo para controlar la producción petrolífera rumana sino para preparar el futuro ataque contra la Unión Soviética.

De acuerdo con esta fotografía, los nazis formaron parte del desfile celebrado el día nacional de Rumanía, aunque por el semblante adusto del señor que contempla el paso del carro de combate y por el escaso público presente, no sé si la presencia alemana despertó demasiada alegría entre los rumanos.

20/06/2011 16:38 legiovhispana #. Bucuresti Hay 4 comentarios.

Lo último del Ejército Soviético

20110621093236-monumentul-2.jpg

Hace unos días, la estatua que recuerda en Sofía la victoria de las tropas soviéticas sobre la Wehrmacht y sus aliados en territorio búlgaro en 1944, ha aparecido reinterpretada con un estilo muy pop que no ha acabado de gustar a un sector de la población búlgara.

Con nocturnidad, el pasado domingo uno o varios artistas locales no identificados pintaron el monumento de modo que los soldados soviéticos se convirtieron personajes como Superman, Batman, Robin, Papá Noel, Joker, Capitán América o Wonder Woman. Para mayor escarnio de los pro-soviéticos, la bandera roja ha sido reconvertida en la bandera de las barras y estrellas. Bajo la impactante escena de los superhéroes, alguien ha escrito: “Moviéndose con los tiempos”.

El lunes por la mañana ya existía un grupo de Facebook con 1.700 miembros que proponían conservar la obra de arte, sin embargo, el ayuntamiento ha anunciado para mañana el inicio de las labores de limpieza.

Por mi parte, ¿qué quieren que les diga? Empleando una afirmación típicamente facebookiana diría: Me gusta.

 

21/06/2011 09:31 legiovhispana #. Sucesos No hay comentarios. Comentar.

El patrimonio Art Deco de Bucarest

20110622225148-gara-de-nord-detalle-.jpg

Entre las diferentes corrientes que conforman la arquitectura moderna en Bucarest, el Art Deco destaca sin duda por la belleza de sus edificios y por el elevado número de ejemplos que se conservan, aunque en ocasiones hayan sido muy maltratados por el tiempo y la desidia de las autoridades (en la imagen, bloque de apartamentos del arquitecto Jean Monda)

Edificio de Apartamentos de Jean Monda

El término Art Deco se emplea para definir un ecléctico complejo de tendencias culturales y artísticas del período interbélico caracterizado por una combinación muy específica de tono moderno y espíritu ornamental, que pretendió convertir cualquier objeto en una fuente de placer estético. El Art Deco constituyó un momento crucial en la cultura estética de los años 20 y 30 y se formó como una síntesis de las más diversas contribuciones en el campo de las artes y la moda, con un cierto eco sensible de los desarrollos tecnológicos, de las realidades políticas y económicas y de los acontecimientos culturales y sociales del momento (en la imagen, interior de un apartamento en la calle Hristo Botev, 34, diseñado por Marcel Iancu en 1934)

Interior apartamento edificio Hristo Botev, 34 Marcel Iancu 1934

La Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales celebrada en París en 1925 fue la principal promotora del Art Deco entendido como expresión del gusto popular, más allá de consideraciones sociales. Mediante la exposición conjunta de productos de varias tendencias artísticas del momento, algunas de las cuales carecían de catalogación o incluso estaban en fase experimental, la exhibición consiguió cristalizar una cultura Art Deco y sus principales coordenadas así como definir una actitud estética, subordinada a las exigencias del mundo contemporáneo.

Villa Polona Jean Monda (detalle)

En el universo Art Deco, todo se transforma en un ornamento o adquiere un sentido ornamental, no sólo mediante el empleo de motivos decorativos consagrados, sino mediante los materiales, la luz, las líneas, las superficies y los volúmenes. La arquitectura Art Deco no es una excepción y, por tanto, el estudio de su lenguaje se convierte en un análisis del repertorio ornamental y de sus principios organizativos (en la imagen, Pabellón de la Industria del Cristal de la Exposición de la Industria Rumana de 1934).

Pavellón de la Industria del Cristal Exposición Industria Rumana 1934

Uno de los recursos esenciales de la estética Art Deco proviene de su habilidad para obtener una gran ventaja de las cualidades decorativas de los materiales – texturas, colores, patrones, reflejos, brillos o transparencias – empleados en grandes superficies o en originales combinaciones. Por otro lado, si durante siglos la estética de la luz se limitó a la relación entre el ángulo de incidencia de la luz solar y los espacios interiores o las fachadas, a partir de 1920 surge, bajo la presión de una sociedad dinámica pendiente del reloj, el problema de la luz artificial, que abandonó el espacio interior y conquistó el espacio urbano, apoyando la retórica de la expresión arquitectónica de los edificios y, de paso, convirtiéndolos en gigantescos reclamos. Finalmente, es importante entender la estética del edificio Art Deco como un repertorio ornamental organizado en niveles de complejidad, desde los propios motivos y temas decorativos representados en frisos o molduras hasta los elementos espacio-volumétricos que forman distintos subconjuntos como ventanales, escaleras o esquinas pasando por los elementos arquitecturales básicos, tanto lineales (columnas, arquitrabes) como planos (muros, plantas, cubiertas y espacios abiertos). A continuación, detalle del Palacio de la Sociedad de Trabajadores del Ayuntamiento de Bucarest (1932).

Palacio de la Sociedad de trabajadores del Ayuntamiento de Bucarest 1932

Las afinidades culturales entre Francia y Rumanía así como el tono de cordial modernidad de la estética Art Deco explican el éxito que tuvo en la Rumanía interbélica. El espíritu Art Deco impregnó las revistas de los teatros Cărăbuş o el Alcazar d’été y los bailes de moda, influyó en la adopción de la silueta à la garçonne, en la prosa moderna de las novelas de Cezar Petrescu, en las artes decorativas, en la pintura y en la escultura. A diferencia de otras capitales europeas, en 1920 Bucarest necesitaba todavía importantes intervenciones para homogeneizar su tejido urbano, para completar los frentes de sus calles y para crear una imagen coherente en su centro. El lenguaje Art Deco se demostró como el más adecuado para imprimir a la capital un sello de modernidad y monumentalidad, convirtiéndola en el símbolo de una nación orientada al progreso, pero con un toque jovial y comunicativo en sintonía con el ánimo del momento.

Palacio Sociedad trabajadores Ayunt Bucarest (detalle)

Los primeros ejemplos de arquitectura Art Deco de Bucarest pertenecen a los sectores del comercio y el transporte, el ocio, el turismo, la diversión y al sector residencial, en particular villas. Nuevos hoteles (como el Hotel Union, en la imagen siguiente, el Lido o el Ambassador) y cines (como el Marconi o el ARO) fueron también construidos junto a bares “americanos” (Presto, Colos o el Automat del arquitecto Jean Monda), night clubs y modernos complejos recreativos como la piscina de la Federación de Deportes de Rumanía, diseñada por Marcel Iancu en 1929, todos ellos dominados por la estética Art Deco.

Hotel Unión 002

Los edificios públicos y las oficinas centrales de muchas empresas, representantes de la imagen del poder político, judicial y económico, gradualmente abandonaron el tradicional estilo neo-rumano, difícil de ajustar a los nuevos requerimientos semánticos y funcionales, y emplearon a partir de entonces los recursos propios del Art Deco. Ejemplos de ello podemos disfrutarlos todavía hoy en el Ministerio de Industria y Comercio (1937) o en el Palacio de la Compañía de Teléfonos (1931) ambos en Calea Victoriei, en el Palacio de la Sociedad de Trabajadores del Municipio de Bucarest (1932) – actual sede de ArCub, detrás del Hotel Intercontinental -, en el Edificio Administrativo Municipal de Piaţa Amzei (1934) – hoy casi totalmente restaurado -  o en los Juzgados del Distrito VIII de la calle Ştirbei Vodă (1937). También la principal estación de ferrocarril de la ciudad - Gara de Nord -, diseñada por Victor Ştephănescu en 1935 con factura clasicista, se vio contaminada por las geométricas estilizaciones propias del Art Deco (detalle encabezando esta entrada). Paralelamente y de forma gradual, el nuevo lenguaje Art Deco se expandió también a los monumentos públicos e incluso a los funerarios, como ilustra el Monumento a los Héroes de la Aviación (Str. Aviatorilor) y numerosas tumbas y monumentos funerarios en el cementerio Bellu (a continuación, tumba del Ingeniero Filipescu, en el cementerio Bellu), conformando un patrimonio que situó a Bucarest entre las más bellas ciudades europeas de entreguerras.

Tumba Ing Filipescu Cem Bellu

Con todos estos antecedentes, permítame el lector para finalizar esta larga entrada, recomendarle de nuevo pasear con la mirada atenta por nuestra ciudad o, de no haberla visitado todavía, animarse a disfrutar de un patrimonio único en Europa y, posiblemente, en el mundo.

22/06/2011 22:51 legiovhispana #. Bucuresti Hay 2 comentarios.

Sobre coches de lujo

20110629115303-110629-sobre-coches.jpg

Leo en la prensa local que está previsto que las ventas de automóviles de lujo aumenten este año en Rumanía entre un 10 y un 15%. Por su parte, el mercado de automoción general, el destinado a la mayoría de los mortales, ha matriculado en los primeros meses de 2011 un 12 % menos de coches que durante el mismo período del año anterior y está previsto que apenas crezca a lo largo de este año.

Para ser más concretos, las ventas de Mercedes aumentaron más de un 50%, BMV registró un crecimiento del 12,5%, Audi del 23%, Porsche del 38% y Lexus del 21 %. Sólo en el trayecto desde mi casa hasta la guardería de los niños, veo diariamente aparcados dos Porsche Carrera, un Cayene, dos Masserati, un Hummer y un Ferrari.

Pero lejos de indignarme, agradezco que en este país de las maravillas sea tan sencillo detectar y evitar a los delincuentes pues, salvo honrosas excepciones, mayoritariamente están sentados tras los volantes de estos vehículos.

29/06/2011 11:53 legiovhispana #. Reflexiones Hay 2 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris