Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2010.

Se admiten sugerencias

20100907234325-image220.jpg

Hoy nos hemos topado con esta desconcertante señal de tráfico, recordándonos que Bucarest tiene todavía mucho que ofrecer.

Hasta donde tengo entendido, las señales cuadradas con fondo azul informan al conductor sobre circunstancias de su interés. En la imagen, la señal inferior indica que allí existe un aparcamiento de pago, la central muestra que hay puestos especiales para minusválidos – cosa, evidentemente, que todo conductor bucarestino que se precie se pasa por el forro de la bolsa escrotal, aparcando donde le plazca aunque tenga todos sus miembros en perfecto estado de revista -, sin embargo, la superior me ha dejado algo confuso. ¿Acaso existen también plazas para conductores ciegos?, ¿deben usar bastón?, ¿son imprescindibles las gafas oscuras?, ¿fruncir el ceño es necesario mientras conducen, mientras aparcan o en todo momento?

Agradeceré cualquier opinión al respecto.

 

 

07/09/2010 23:43 legiovhispana #. Bucuresti Hay 2 comentarios.

Haberlas, hailas

20100912174020-100912-casa-maria-campina.jpg

Uno de los principales problemas de la economía rumana es la tradicional ineficacia del gobierno para recaudar impuestos, lo que mantiene las arcas del estado en permanente penuria. Empujado por el FMI, el partido del primer ministro Boc se ha puesto a la tarea de reformar el sistema tributario para conseguir el dinero necesario que le permita devolver la deuda contraída y acometer las medidas necesarias de modernización del país.

En este contexto, hace un par de días los diputados del PDL, Alin Popoviciu y Cristi Dugulescu propusieron una medida suplementaria para engrosar el presupuesto estatal: obligar a magos y brujas a emitir facturas por sus servicios, a recaudar IVA y, consecuentemente, a pagar impuestos. La medida puede parecer de chiste pero no debemos olvidar el sarao que se montó en Rumania en las últimas elecciones presidenciales debido a las acusaciones mutuas de embrujamiento y mal de ojo que se lanzaron los candidatos (ver Actividad (política) paranormal del pasado 19 de enero).

Aunque pueda parecer obvio que cualquier trabajador, por paranormal que sea su actividad, debe responder a sus obligaciones fiscales, el Senado de Rumanía ha rechazado el proyecto legislativo de Popoviciu, quien lo ha defendido afirmado que muchos parlamentarios han tenido miedo de las maldiciones de las brujas (sic).

En estas circunstancias, una de las adivinadoras más famosas de Rumanía, Maria Câmpina (cuya imagen vemos en el salón de su casa, muy alejado de las imágenes lúgubres que nos vienen a la mente de las chozas de las hechiceras de los cuentos y las películas), ha declarado en la televisión que, al fin y al cabo, recaudar impuestos entre magos y brujas es muy difícil debido a las “caóticas” sumas de dinero que reciben.  

Desde luego, nadie podrá decir que Rumania es un país cuya política es insubstancial.

12/09/2010 17:40 legiovhispana #. Política Hay 3 comentarios.


Una historia de guerra

20100913084620-100913-mazar-sharif.jpg
En alguna ocasión he hablado de Afganistán, me he posicionado sobre la guerra (El delito de aprender, abril de 2010) y he expuesto alguno de los motivos por los que apoyo el envío de tropas, pero no hay que olvidar que la guerra la hacen los hombres y que muchas veces esos soldados no vuelven a casa, por muy loables que sean los motivos que los han llevado al frente.
  
No me gusta colgar artículos en el blog, sin embargo, este texto de Pérez Reverte merece una excepción.
 
UNA HISTORIA DE GUERRA

Arturo Pérez Reverte,

XLSemanal, 12 de septiembre de 2010.

Alguien escribió en cierta ocasión que si una historia de guerra parece moral, no debe creerse. Y alguna vez lo repetí yo mismo. Pero eso no es del todo verdad. O no siempre. Como todas las cosas en la vida, la moralidad de una historia depende siempre de los hombres que la protagonizan, y de quienes la cuentan. Ésta de hoy es una historia de guerra, y quiero contársela a ustedes tal como algunos amigos míos me han pedido que lo haga. La moralidad la aportan ellos. Yo me limito a ponerle letras, puntos y comas.

Base de Mazar Sharif, Afganistán. Cinco guardias civiles, de comandante a sargento, perdidos en el pudridero del mundo, formando a la policía afgana. Cinco guardias de veintidós llegados hace cinco meses y medio, desperdigados por una geografía hostil y cruel, en misión de alto riesgo, en una guerra a la que en España ningún Gobierno llamó guerra hasta hace cuatro días.

Los cinco de Mazar Sharif, como el resto, eran gente acuchillada, porque lo da el oficio.

Sabían desde el principio que a la Guardia Civil nunca se la llama para nada bueno.

Y menos en Afganistán.

Si lo que iban a hacer allí fuera fácil, seguro, cómodo o bien pagado, otros habrían ido en vez de ellos.

Aun así, lo hicieron lo mejor que podían. Que era mucho.

Atrincherados en una base con americanos, franceses, holandeses y polacos, vivían con el dedo en el gatillo, como en los antiguos fuertes de territorio indio. Igual que en los relatos de Kipling, pero sin romanticismo imperial ninguno. Sólo frío, calor, insolaciones, sueño, enfermedades, soledad. Peligro.

Los únicos cinco españoles de la base, de la provincia y de todo el norte de Afganistán.

Ellos y sus compañeros habían llegado a la misión tarde y mal, aunque ésa es otra historia.

Que la cuenten quienes deben contarla.

Aun así, con la resignada disciplina casi suicida que caracteriza al guardia civil, se pusieron al tajo.

Como era de esperar, no encontraron la mesa puesta.

Quien estuvo por esos mundos con militares norteamericanos, holandeses y franceses, sabe de qué van las cosas.

Sobre todo con los norteamericanos, que tienen a Dios sentado en el hombro como los piratas llevan el loro.

Para hacerse un hueco entre sus aliados, distantes y despectivos al principio, no hubo otra que la vieja receta de Picolandia: aprender rápido, trabajar más que nadie, no quejarse nunca y ser voluntarios para todo.

Y por supuesto, tragar mierda hasta reventar.

Y así, a base de orgullo y de constancia, poco a poco, los cinco hombres perdidos en Mazar Sharif se hicieron respetar.

Un triste día se enteraron de la muerte de sus dos compañeros en Qualinao.

De la pérdida de dos guardias civiles de aquellos veintidós que llegaron hace medio año, y de su intérprete.

Y pensaron que el mejor homenaje que podían hacerles era que la bandera norteamericana que ondea en la base fuese sustituida, aquel día, por la española a media asta.

Eso no se hace allí nunca, aunque a diario hay norteamericanos muertos, los franceses sufrieron numerosas bajas, y también caen holandeses y polacos.

Así que el jefe de los guardias civiles, el comandante Rafael, fue a pedir permiso al jefe norteamericano.

Accedió éste, aunque extrañado por la petición.

Saliendo del despacho, el guardia civil se encontró con el jefe del contingente francés, quien dijo que a él y a sus hombres les parecía bien lo de la bandera.

En ésas apareció otro norteamericano, el mayor James, que nunca se distinguió por su simpatía ni por su aprecio a los españoles, y con el que más de una vez hubo broncas.

Preguntó James si los muertos de Qualinao eran guardias civiles como ellos, y luego se fue sin más comentarios.

A las ocho de la tarde, cuando fuera de los barracones apenas había vida, los cinco guardias se dirigieron a donde estaba la bandera.

Formaron en silencio, solos en la explanada, cinco españoles en el culo del mundo: Rafael, Óscar, Rafa, Jesús y José. Cuando se disponían a arriar la enseña, apareció el teniente coronel francés con sus cuarenta gendarmes, que sin decir palabra formaron junto a ellos.

Luego llegaron el mayor James, el teniente Williams y veinte marines norteamericanos.

Y también los polacos y los holandeses.

Hasta el pequeño grupo de Dyncorp, la empresa de seguridad privada americana destacada en Mazar Sharif, hizo acto de presencia.

Todos se cuadraron en silencio alrededor de los cinco españoles, que para ese momento apretaban los dientes, firmes y con un nudo en la garganta. Y entonces, sin himnos, cornetas, autoridades ni protocolo, el capitán Rafa y el sargento José arriaron despacio la bandera.

Una historia de guerra nunca es moral, como dije antes.

Si lo parece, no debemos creerla.

Pero a veces resulta cierta. Entonces alienta la virtud y mejora a los hombres.

Por eso la he contado hoy.
Desde este blog, mi más sincero reconocimiento a la labor de los soldados y guardias civiles destacados en Afganistán.
13/09/2010 08:44 legiovhispana #. Reflexiones Hay 5 comentarios.

El día que robaron la vaca de Top Secret

20100915100921-100915-vaca-de-top-secret.jpg

Los hechos ocurrieron hace ya tres años, sin embargo, la noticia ha saltado hoy a la prensa internacional.

Mioara Fratila vivía feliz con sus animales en la comuna Hinova, en una pedanía llamada Ostrovul Corbului. Un aciago día, tres jóvenes desaprensivos de Burila Mare entraron en su propiedad con nocturnidad y le robaron dos vacas y un cerdo. Para ocultar su delito, acomodaron a las vacas con unas botas, sin embargo, no encontraron calzado porcino adecuado, así que el gorrino tuvo que realizar un largo trecho junto a sus secuestradores en condiciones inhumanas y manchándose las pezuñas.

A la mañana siguiente, Mioara descubrió el robo en su establo y alertó a la policía, quien encontró muchas huellas de botas acompañadas de las del marrano que se perdían en lontananza. Perspicaces, siguieron el rastro durante más de 30 kilómetros, hasta la casa de uno de los cuatreros y así pudieron detener a la cuadrilla, obligando a los captores a responder ante la justicia por sus delitos. Los animales, que estaban a punto de ser sacrificados, cuarteados y vendidos por piezas, regresaron ufanos junto a Mioara, de quien no hemos vuelto a tener noticia.

Top Secret puede parecer una simple película de humor, sin embargo, gracias a Dios, en Rumania vivimos situaciones parecidas a diario que nos alegran el día a día.

La soplona

20100916083147-100915-ministro-soplado.jpg

La situación de la escuela rumana es caótica, los profesores están muy mal pagados, la falta de recursos es dramática y, consecuentemente, la calidad de la enseñanza cae en picado desde hace años, especialmente en las ciudades.

En estas circunstancias, el actual Ministro de Educación, Daniel Funeriu, ha dado una rueda de prensa para anunciar el inicio del nuevo curso escolar, sin embargo, el buen señor ha subido a la palestra sin haber aprendido la lección por lo que, consciente de sus limitaciones, se ha llevado con él a la Secretaria de Estado de Educación, Oana Badea (la señora con cara de profundo agobio junto al encorbatado ministro).

El Sr. Funeriu no parece ser ningún incompetente pues, según su CV, estudió Química en la Universidad de Estrasburgo y ha trabajó como investigador en universidades y empresas privadas de Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Japón antes de ser ministro, por lo tanto, tras ver las escalofriantes imágenes sólo se me ocurren dos opciones, ninguna buena: se ha vuelto imbécil al cruzar la frontera rumana o su CV es totalmente falso.

Las breves imágenes no tienen desperdicio.

http://observator.antena1.ro/politic/Declaratii-suflate...-Funeriu-cu-lectia-neinvatata_12158.html

15/09/2010 20:33 legiovhispana #. Política Hay 2 comentarios.

Un último trimestre musical de aúpa

20100919180116-dscf9071.jpg

Musicalmente hablando, los últimos meses del año no serán aptos para corazones sensibles. Me veo incapaz de priorizar a alguno de los artistazos que anuncia el cartelón que esconde parte de la fachada de la Sala Palatului así que, para no perpetrar una injusticia contra las musas de la canción, comentaré los conciertos que se avecinan cronológicamente.

A mediados de octubre aterriza en Bucarest la ya mítica Jennifer Rush. Quizás algún insensato se pregunte quién es esta mujer con dos salchichas Purlom por labios y un solo ojo, fotografiada con racha de Levante, a lo que yo le respondería: ¿Acaso no te emocionaste nunca con el temazo Si tú eres mi hombre…?, ¿no se te erizaron los vellos con aquél sentido …yo soy tu mujer? No sé qué más baladas entonará esta leyenda de la música ligera, sinceramente tengo mucha curiosidad, aunque sólo el directo de Si tú eres mi hombre bien vale el precio de la entrada.

Una curiosidad parecida me asalta con el concierto de finales de noviembre que realizarán a dúo Sabrina y Samantha Fox. Boys, boys, boys será ineludible pero, ¿qué más cantarán? Aunque en este caso siempre tienen el recurso de sacarse un pecho que, a buen seguro, permanecerá tan radiante como en aquél mítico Fin de Año de 1987 gracias a las propiedades imperecederas de la silicona. Nunca escuché ni una sola canción de Samantha Fox, aunque ella bien puede acompañar las tonadas de Sabrina con el ritmo de sus senos sin necesidad de decir ni mu. En este caso basta con repetir Boys, boys, boys e ir haciendo combinaciones de pechos expuestos de ambas artistas. El público lo agradecerá.

La traca final la pondrá pocos días después Demis Roussos, a quien yo daba por muerto hace años y de quien guardaba nostálgicos recuerdos sobre sus túnicas para obesos mórbidos a lo Homer Simpson. La Parca nos lo ha devuelto para entonar el Triki, triki, triki mon amour en el mismo corazón de Rumania. Gracias a algún cassete de mi padre me vuelven a la memoria otras canciones, así que creo que el Sr. Roussos sí podrá alargar el concierto sin tener que mostrar ninguno de sus atributos, a Dios gracias.

Y es que, hasta finales de año, en Bucarest estamos sembrados.

19/09/2010 18:01 legiovhispana #. Bucuresti Hay 3 comentarios.

Drácula: voivoda y vampiro

20100922100728-100919-expo-dracula.jpg

El pasado domingo visitamos con los enanos la última exposición temporal del Museo Nacional de Arte de Rumanía titulada Drácula: voivoda y vampiro.

El tema central de la exposición es el voivoda Vlad III Ţepeş, llamado también El Empalador o el Hijo del Diablo, epítetos que han creado a su alrededor una oscura leyenda aunque su crueldad no distase demasiado de la de sus contemporáneos. Vlad fue prţincipe de Valaquia entre 1456 y 1462 (y muy brevemente en 1474, tras años de reclusión en Budapest), tiempo en que gobernó el país con mano de hierro, limitó el poder de los boyardos y se enfrentó a los turcos en sus intentos de expansión hacia el corazón de Europa.

En las salas del museo pueden verse piezas bastante interesantes alrededor de la figura de Vlad Ţepeş como su famoso retrato conservado en el castillo de Ambras en Innsbruck u otro de cuerpo entero, muy posterior, procedente del castillo de Esterházy. También hay láminas con escenas truculentas de empalamientos, algunos objetos litúrgicos, libros, retratos de nobles de la época, un curioso icono donde Vlad comparte escena con Jesucristo, muchas armas y algunos maniquíes ataviados de guerreros medievales (destaca la armadura del rey de Hungría, que aunque parece de un niño, consigue distraer la atención de la escasa estatura con una cojonera acrobática de lo más sobresaliente).

Las dos últimas salas están dedicadas al mito del vampiro pues, al parecer, Bram Stoker se inspiró en Vlad III Ţepeş para escribir su famosa novela Drácula. Una pantalla proyecta continuamente la película Nosferatu y otra mezcla escenas bastante kitch de películas de los 70 sobre el tema. Algunos carteles de películas (uno de ellos diseñado por Andy Warhol), fotogramas, cruces, una cabeza de ajo, un lobo y un búho disecados e incluso un par de Caprichos de Goya completan la colección.

Los enanos disfrutaron mucho la primera parte de la exposición, mirando con atención los cuadros del príncipe, las armas y los dibujos, sin embargo, la parte dedicada al vampiro les dio bastante miedo y en seguida optaron por retirarse. La curiosidad les podía y no dejaban de mirar de lejos las escenas proyectadas en las pantallas, pero las sórdidas imágenes los atemorizaron y quisieron marcharse. Matilda sí se atrevió a entrar en la sala de proyección aunque pronto dio media vuelta.

La muestra, aunque bastante escasa, es muy curiosa y no cerrará sus puertas hasta el 10 de octubre, así que todavía hay tiempo para darse un garbeo.

22/09/2010 10:07 legiovhispana #. Bucuresti Hay 1 comentario.

Sobre motocicletas

20100926130313-100926-policia.jpg

Me parece totalmente obsceno que la policía utilice motos que no llevaba ni Robocop, en un país donde muchos abuelos se ven arrastrados a la mendicidad para sobrevivir tras las draconianas medidas impuestas por el gobierno.

 

26/09/2010 13:03 legiovhispana #. Bucuresti Hay 1 comentario.

De huelgas

20100929094323-100929-protestas-policia.jpg

Mientras en España se inaugura una huelga general de dudoso resultado, en Rumania seguimos sin rumbo. No es que aquí no se realicen huelgas, el problema es que aquí no son capaces de ponerse de acuerdo ni para protestar. 

Desde hace aproximadamente un mes se convocan manifestaciones periódicas en la Piata Victoriei, frente a la sede del Gobierno, para protestar por la precaria situación del país, sin embargo, cada concentración la convoca unilateralmente un sindicato determinado o asociación de trabajadores y cada una es igual de escasa que la anterior (hace unos días, la más numerosa, agrupó a unos 20.000 funcionarios, aunque otro día se reunieron 6.000, otro 2.000, otro varios cientos) y, por tanto, no surten el más mínimo efecto. Ayer mismo unas 8.000 personas protestaron por las bajadas salariales en el sector público convocados por el Bloque Nacional de Sindicatos, otro sindicato más que agrupa a trabajadores del sector público y del privado.

Otro cantar fue lo que ocurrió hace unos días cuando unos 6.000 policías se concentraron en el lugar habitual para increpar a Basescu y Boc por la reducción del 25 % de su salario. Muy honestamente, portaban pancartas donde, entre otras cosas, confesaban que la disminución de sus ingresos aumentaría la corrupción. La manifestación, no autorizada, acabó con escándalo. Basescu y Boc renunciaron a su escolta policial y el ministro de Interior, Vasile Blaga, y varios jefes policiales dimitieron, siguiendo la estela de destituciones de varios ministros de hace ahora unas semanas.

En estas circunstancias, en Rumanía se respira un cierto aire de descomposición y deriva. Los sindicatos anuncian nuevas protestas para la semana próxima (aunque nunca unitarias, cada uno por su lado), la oposición eleva el tono y el ambiente se vuelve cada día más tenso.

 

29/09/2010 09:43 legiovhispana #. Política No hay comentarios. Comentar.

El misterio del pedestal

20100929223040-100929-misterioso-pedestal.jpg

Desde hace días vengo fijándome en la construcción de un enorme pedestal frente al emblemático edificio de la Fundación Rey Carol I, en la Piaţa Revoluţiei.

Hasta el momento de la instauración del régimen comunista tras la Segunda Guerra Mundial (1948), se levantó en ese mismo lugar una estatua ecuestre del rey Carol I (en realidad, Karl Eitel Friedrich Zephyrinus Ludwig de Hohenzollern-Sigmaringen), que gobernó Rumanía entre 1866 y 1914, precisamente en el tumultuoso momento de su formación como estado nacional independiente.

 100929_Statuia_regelui_carol_I 3

Carol I siempre ha sido una figura muy apreciada y respetada en Rumanía, debido especialmente a su sabia manera de gobernar el país, por lo que deduzco que el misterioso pedestal podría volver a sostener una copia de aquella impresionante estatua.

 El tiempo lo dirá pero personalmente me gustaría que así fuera.

29/09/2010 22:30 legiovhispana #. Bucuresti Hay 1 comentario.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris