Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2008.

Primera etapa: Barcelona - Cannes

20080806235301-cannes.jpg

Salimos emocionados a la 10 de la mañana, camino a Cannes. A las 10.04 h, en plena Plaza Cerdá, primera arcada de Sofía. Ya en la Zona Franca, a punto de entrar en la Ronda del Litoral, primer vómito. Se nos cae el alma a los pies. ¿Cómo serán los próximos 613 km?

Por suerte, el esfuerzo ha dejado tan extenuada a Sofía que acaba durmiéndose. Baby Einstein ayuda a Claudio y Matilda a distraerse y, poco después, a dormir.

Pasamos la frontera con Francia sin problemas, todos duermen. Seguimos por el sur de Francia, preguntándonos cuándo volveremos a ver la Fortaleza de Salses o el cartel del hombre de Tautavel. Después, recorremos la Vía Domitia y entramos en la Costa Azul. Los enanos se han despertado y el mareo vuelve a aparecer. Sofía lo pasa francamente mal y Matilda se une a la fiesta pero conseguimos llegar a Cannes sanos y salvos.

Conclusión: La homeopatía está cargada de buenas intenciones pero no funciona. Mañana probaremos con la química.

Ya en el Chateau des Artistes, los enanos juegan como locos por la habitación pues no tenemos tiempo de bañarnos en la piscina.

06/08/2008 23:53 legiovhispana #. De viaje No hay comentarios. Comentar.

Segunda etapa: Cannes - Verona

20080806235656-verona.jpg

Hoy hemos conseguido cumplir el horario previsto y a las 9:09 h estamos en danza. Media hora antes de salir hemos suministrado a las enanas una ración mini de Cinfamar para intentar esquivar el mareo.

Nos adentramos en una de las autopistas más espectaculares de Europa, la que une Cannes con Génova, repleta de decenas de túneles e impresionantes viaductos. Los niños juegan y disfrutan de Baby Einstein. No hay síntomas. Pasada la ciudad del desdichado Marco, los niños están profundamente dormidos. Llegados al campo de batalla de Marengo reina la calma y después de Pavía, empiezan a abrir los ojos. ¡La química funciona! Claudio se ha portado como un Santo Varón.

Hacemos una parada por simpatía, para estirar las piernas y poco después de las 14 h llegamos a Verona. Tras la obligada pizza y los potitos, visita al centro histórico, el anfiteatro romano, la casa de los Capuletos (y el famoso falso balcón de Julieta), la bella Plaza de los Señores, etc. Verona ha sido un gran descubrimiento.

Tras la cena, helado italiano, a escribir un poco en el blog y a dormir. Mañana llegaremos a Graz con menos miedo a los vómitos que hoy.

Claudio se ha caído de la cama. Matilda dice "Ba, ba" para decir "Bye, bye". Sofia ha dejado atrás los mareos.

06/08/2008 23:56 legiovhispana #. De viaje No hay comentarios. Comentar.

Tercera etapa: Verona - Graz

20080807001256-graz-city-breaks-3.jpg

Los mareos han quedado atrás. Los churumbeles se duermen tranquilamente o disfrutan del viaje de lo lindo, entre Baby Einstein y las monerías de Allison. Hoy hemos sido de nuevo escrupolosos con el horario, aunque nos ha costado salir de Verona.

La ruta hasta Graz ha sido rápida e incluso hemos tenido tiempo de dar un vuelta, recordando que fue la primera ciudad del extranjero a donde viajamos juntos con María. Cómo han cambiado las cosas! Yo acababa de entrar en ICAEN y María había vendido su piso de la calle Lleó... Y ahora nos vemos de nuevo aquí, con estos tres enanos, qué suerte!

Por la noche disfrutamos de una cena muy austríaca en la terraza del hotel, acompañados de los niños, muriéndonos de la risa por las costumbres culinarias de Allison. Para meternos en el papel, hemos dormido todos juntos en una sola habitación, en plan familia gitana. Hoy ha sido Matilda quien se ha caído de la cama, aunque ni se ha despertado.

Los niños llevan muy bien el viaje aunque comen menos, están algo más nerviosos y se duermen pronto por la noche. Son unos jabatos!

07/08/2008 00:12 legiovhispana #. De viaje Hay 2 comentarios.

Cuarta etapa: Graz - Budapest

20080808075935-budapest.jpg

La unión entre ciudades del antiguo Imperio Austrohúngaro es perfecta (Graz-Budapest) y aunque nos equivocamos al cruzar la frontera, el viaje se nos hace corto. Los mareos han quedado definitivamente atrás y todos podemos disfrutar del viaje. A la llegada a Budapest, los niños están famélicos así que lo primero es alimentarlos.

 

El apartamento que tenemos alquilado es de lujo, un dúplex con un salón amplísimo que los niños no tardan en invadir con juguetes. Las escaleras son una atractiva atracción para los churumbeles, así que debemos llenarlo todo con barreras (¡como en casa!). Después de un rato de tranquilidad, salimos a explorar la ciudad. Budapest es una maravilla, posiblemente refleja lo que algún día será Bucarest, aunque todavía esté lejos. Llegamos hasta el Danubio, pues es quizás donde las vistas son más bellas y donde se perfila la grandeza de la ciudad imperial.

 

Por la noche, primer canguro de Allison. María y yo salimos a cenar, tomarnos un respiro y valorar la distancia hecha y que mañana llegaremos a nuestro nuevo país.

 

Hoy no se ha caído nadie de la cama.

08/08/2008 07:59 legiovhispana #. De viaje Hay 2 comentarios.

Quinta etapa: Budapest - Cluj

20080810155336-villa-gong.jpg

Con la luz del día y un café entre pecho y espalda valoramos las consecuencias del pequeño golpe que tuvimos ayer con un coche húngaro: abolladura sin importancia en la carrocería, sobre la rueda.

 

La salida de Budapest ha sido la odisea habitual, aunque finalmente lo hemos conseguido sin perdernos. La travesía hasta la frontera es rápida y sin contratiempos, un pequeño tramo de autopista seguido de una buena carretera. Paramos a comer en un restaurante pero los potitos húngaros de los que nos hemos surtido sólo gustan a Sofía (¡cómo no!). La diferencia de sabores con España está pasando factura a Claudio y Matilda, quienes ponen bastantes pegas para comer.

 

Gran sorpresa en la frontera, las colas de antaño han desaparecido y aunque siguen pidiendo el pasaporte y los papeles del coche, entramos sin problemas. El amable policía de frontera que nos atiende alucina de nuestro buen rumano (sin duda, una inyección de moral). ¿Qué se habrá hecho de aquéllos policías soviéticamente adustos de hace unos años?

 

La carretera que une Oradea y Cluj ya está acabada (ha costado años reparar 165 km) por lo que nos plantamos en las afueras de la capital transilvana en un par de horas. Nos alojamos en Villa Gong y los niños tienen tiempo de jugar en el jardín y alucinar con el pastor alemán de la casa que corre por allí: “buau, buau”.

 

10/08/2008 15:53 legiovhispana #. De viaje No hay comentarios. Comentar.

Última etapa: Cluj - Vama

20080810155446-zahorra.jpg

Hoy no nos hemos dado tanta prisa para salir, al fin y al cabo quedan sólo 260 km hasta nuestra casa. A pesar de todo, el viaje es algo abrupto debido a que están arreglando la principal carretera del norte de Rumania (la mitad del camino discurrimos sobre zahorra), aunque los niños sólo duermen o disfrutan de Baby Einstein (¡qué gran acierto el DVD portátil!), no tienen tiempo de cansarse.

 

Llegamos a Vama a las 5 de la tarde. Doina sale emocionada a recibirnos, se agencia a Sofía y no para de achucharla. Después vendrán los abrazos y los besos para Matilda y Claudio. Gica llega poco después y se repite la escena. Como era de esperar, Doina nos tiene preparado un banquete: ciorba de legume cu perisoare, sarmale cu smantana, branza, cascaval, prajitura, vino blanco de Cotnari y tuica. ¡Mmmmmmm!

 

Nos organizamos bien en casa. Los niños dormirán en la habitación contigua a la nuestra, en colchones sobre el suelo (así evitaremos las caídas nocturnas). Distribuimos todos los juguetes por el suelo del comedor. Los churumbeles no paran de jugar y salen frecuentemente al porche a ver si ven a Bitsu, a quien intentan acariciar (a veces con demasiada pasión), o algún otro chucho del lugar. La cena es todavía difícil pues los sabores son demasiado extraños.

 

¡Por fin en casa!

10/08/2008 15:54 legiovhispana #. De viaje No hay comentarios. Comentar.

En Vama

20080810155623-en-vama-2.jpg

La vida en Vama pasa tan lenta que da tiempo a disfrutar hasta el más mínimo instante.

 

Nos levantamos tarde y desayunamos copiosamente, a la rumana. Tenemos tiempo para leer. Los niños disfrutan de la casa y el jardín y se mueren de la risa con la cantidad de animales que hay aquí: perros, gatos, caballos, gallinas, pavos, etc. Sofía quita las hojas del porche y barre el suelo con uno de los Barba Papá.

 

Cuando salimos a pasear por el pueblo somos, también aquí, un espectáculo. ¡Han vuelto los españoles y encima con trillizos!

 

Dragomir, el párroco de Molid, viene a visitarnos y nos da sus bendiciones, pronto haremos una ceremonia para santificar la casa, el coche y la familia al completo. En la farmacia nos regalan una crema hidratante para los niños (pentru copiii…), se arma un pequeño revuelo de gente comentando lo guapos que son y nos desean salud para cuidarlos.

 

En Villa Excelsior, Fernando queda aturdido con tanto niño, aunque se une a la fiesta de besos y abrazos. Nos invita a cenar en su restaurante medieval para celebrar nuestra llegada. Para nuestra sorpresa, la vieja cubana Dinora (¡cómo la ópera!) está de nuevo en Vama (parece que se ha cansado de Buenos Aires). Ella insiste a María en que he sido su amante y que le prometió llevarle tapioca. Nadie se acuerda de eso, sólo ella.

 

El tiempo no acompaña, así que dejaremos la visita a los monasterios para cuando salga el sol.

 

Cocino un gulash a la española.

10/08/2008 15:56 legiovhispana #. Vama Hay 4 comentarios.

Nimic fara Dumnezeu

20080812165105-bendicion.jpg

Hoy ha sido un día de lo más canónico. De buena mañana, todos desayunados, hemos ido a comprar los manjares vegetarianos para el banquete de hoy. ¿Vegetarianos? Pues sí, mis ateos lectores, estamos en plena cuaresma debido a la celebración de Santa María.

 

El banquete tiene un motivo: celebrar la bendición de la familia, nuestra casa e incluso el coche. Hemos pasado toda la mañana cocinando y preparando la casa para la ceremonia y hacia la 1 h, ataviados con sus mejores galas, han aparecido Dragomir y Morosan, los párrocos de Vama y Molid, para concelebrar la misa. Hemos colocado el  pan ceremonial (holly bread), el agua bendita, las velas y la Biblia sobre la mesa y todo ha discurrido tan ricamente. De los tres churumbeles, el más atento ha sido Claudio, aunque de vez en cuando echaba unas buenas risas, no sé si porqué ya entiende el rumano o porqué no estaba en el papel. Matilda y Sofía han estado menos compungidas, aunque se han portado muy bien.

 

Después de las correspondientes bendiciones y de santiguarnos varias veces, hemos disfrutado de la comida. Tanto Morosan como Dragomir han pedido que los niños se sentasen a la mesa con nosotros y han disfrutado de sus monerías. Tras los postres, se han despedido y no han aceptado la donación que queríamos hacerles. Dicen que ha sido un designio de Dios que hayamos construido una casa aquí y que ahora nos quedemos a trabajar en Rumania.

 

Por la tarde, nos hemos acabado los restos del holly bread con nocilla y nos hemos ido a la piscina de Villa Excelsior.

 

Muy acorde con el día, milagrosamente Claudio ha dado sus dos primeros pasos solo y Matilda se ha lanzado sobre él para abrazarlo. Todos hemos aplaudido, incluso las niñas.

 

 

 

 

12/08/2008 16:51 legiovhispana #. Vama Hay 1 comentario.

Bendita rutina

20080814005316-moldovita-2.jpg

Pasamos los días con la sana rutina de Vama. Levantarnos cuando nos apetece, desayunar (especialmente unas porquerías tan americanas como grasientas y deliciosas que prepara Allison), salir a pasear, jugar con los niños en el jardín y, de vez en cuando, coger el coche para visitar alguna cosa.

 

Ayer fuimos a visitar los monasterios de Moldovita y Voronet. Las monjas alucinaban con los trillizos y por primera vez desde que las visito, las he visto sonreír. Todas se acercaban a decirles cosas y a darnos sus bendiciones (vamos a salir de aquí más benditos que la mismísima estola del Benedicto XVI). Cuando ya nos marchábamos de Moldovita, salió la monja portera a regalarnos una estampita para el coche y un libro sobre el monasterio.

 

También hemos visitado a Viorica, la excelente pintora de huevos tradicionales de Bucovina, y se ha llevado una gran sorpresa. Sólo ha parado de achuchar a los niños para hacernos una de sus sorprendentes demostraciones y, al final, nos ha regalado un huevo con los nombres de los churumbeles y la fecha de nuestra visita.

 

También en la farmacia nos han regalado una crema hidratante para los niños. Un anciano me ha parado hoy en la calle para felicitarme por los niños y solo al final se ha dado cuenta de que era español, tan bien le he respondido…

 

Hoy hemos cocinado salmorejo y tortilla de patatas. Muy español todo.

 

Claudio ya ha dado cinco pasos seguidos, aunque todavía no se aventura.

14/08/2008 00:53 legiovhispana #. Vama Hay 5 comentarios.

Recuerdos de batalla

20080816164733-cimitirul.jpg

En verano de 1917 las tropas del Imperio Austrohúngaro se enfrentaron a las rusas en las colinas que rodean Vama. En 1944, los alemanes volvieron a enfrentarse allí a los rusos.

 

Hoy todavía puede identificarse la línea del frente, los restos de las trincheras, los parapetos para la artillería, los pasillos de comunicación. El césped lo cubre todo y cuesta comprender que hace años, justo allí, se enfrentaban cientos de soldados y que el paisaje debía ser mucho menos bucólico de lo que es hoy.

 

Siempre que vengo a Vama me gusta visitar el antiguo campo de batalla y el cementerio donde descansan, todos juntos, austriacos, húngaros, rusos, alemanes y rumanos (Cimitirul Eroilor).

 

Los días en Vama se han acabado, mañana partimos hacia Bucarest.

 

 

16/08/2008 16:47 legiovhispana #. Vama Hay 2 comentarios.

Llegada a Bucarest

20080820122740-edificios-de-bucarest.jpg

El viaje desde Vama ha sido más rápido de lo que esperábamos. La carretera desde Suceava hasta Bucarest ha recibido una cascada de dinero de la Unión Europea y es casi una autovía (lo cierto es que tiene carril y medio por banda, lo que más que facilitar el tráfico lo convierte en una aventura desconcertante).

 

En Bucarest tenemos reservado un apartamento por días en la calle Titulescu, cerca de Piata Victoriei. Mientras nos acercamos al edificio se masca la tragedia, nos reciben una fachada destartalada, con balcones de todas las formas y colores (destacando el habitual gris desconchado), algunos perros vagabundos y unas aceras tan irregulares como sucias. A pesar de todo, el edificio y la calle son un paraíso comparado con el apartamento: mínimo espacio, suciedad a diestro y siniestro (¡sobre todo siniestro!), fugas de agua y una habitación menos de las que necesitamos. ¡Qué gran favor le hizo el comunismo a los obreros rumanos! Apañándonos lo mejor posible, hemos dormido apilados en dos camas.

 

Por la mañana debemos ir a trabajar (¡primer día de curro en Bucarest!), con mucha pena en el corazón por tener que dejar aquí a los niños. Anda ha llegado desde Vama para ayudarnos con ellos, lo que permitirá que salgan a pasear y puedan escapar de tan nauseabundo lugar.

 

Pasamos el día entrando y saliendo de la oficina visitando apartamentos, tanto de alquiler por días como el que deberá ser el definitivo. A media tarde, ya sin esperanzas, ¡hemos encontrado un nuevo apartamento en la calle Nicolae Balcescu! Tiene espacio suficiente, está limpio, es céntrico y nos da margen para buscar con calma un apartamento donde pasar los próximos años.

 

Por la noche nos damos un festín de McDonalds, ¡nos lo merecemos!

20/08/2008 12:27 legiovhispana #. Bucuresti Hay 3 comentarios.

Dilemas cotidianos

20080821162753-leche-zuzu.jpg

No sabes lo bien que tienes solucionada la vida hasta que te enfrentas a una nueva ciudad, entonces surgen infinidad de pequeños problemas que ni imaginabas.

 

Sin duda, el principal escollo lo constituye la compra diaria. ¿A qué supermercado ir? En el centro de Bucarest no abundan los lugares donde comprar alimentos, hay pequeñas tiendas que venden lo básico (magazin mixt), pero es difícil avituallarse ahí para un período largo. Los bucarestinos tampoco se muestran muy colaboradores ante la pregunta sobre el supermercado más próximo, probablemente porque sólo compran en Makro o en Carrefour, ambos más baratos y situados en las afueras de la ciudad.

 

Una vez consigues encontrar un supermercado te enfrentas a gran cantidad de marcas y productos que nunca antes habías visto. ¿Serán buenos?, ¿a qué sabrá esto?, ¿leche Fulga, Dorna o Zuzú? Puedes guiarte por la clásica solución, comprar lo más caro, sin embargo, así te garantizas una factura astronómica pues los precios de los alimentos en Rumania son más elevados que en Barcelona.

 

Algo parecido ocurre cuando quieres comprar algo tan sencillo como una prenda de vestir. Paseas, ves tiendas, te escandalizas y cuando localizas una con un aspecto aproximadamente pijo, te encuentras con la sorpresa de que la mayor parte de lo que ofrecen en el interior tiene el mismo aspecto que las montañas de ropa del mercadillo sabatino de Arenys de Mar. Si no te queda más remedio, acabas comprando lo menos agresivo, aunque una vez puesto, ante el inmisericorde espejo, te das cuenta que has dado un paso más para la integración estética.

 

Los niños se lo han pasado hoy de muerte en el parque Cismigiu; les hemos comprado unos cacharros para jugar en la arena y unas piezas de construcción.

 

Nota: En los restaurantes chinos de Bucarest los camareros rumanos visten como chinos y los verdaderos chinos están en la cocina. Por cierto, en rumano pato es rata, lo que nos acerca a la verdad de la gastronomía oriental.

 

 

21/08/2008 16:27 legiovhispana #. Bucuresti Hay 8 comentarios.

La "nueva" Bilbioteca Nacional

20080823213752-biblioteca-nacional.jpg

En 1977 un tremendo terremoto de 7´2 grados destruyó más de 35.000 viviendas en Bucarest circunstancia que aprovechó el megalómano Ceauşescu para llevar a cabo sus delirantes planes urbanísticos.

 

Además de ordenar la construcción de un inmenso palacio que honrase su memoria (del que ya hablaré en otro post), sobre el solar de viviendas, monasterios e iglesias del viejo Bucarest, se diseñó también un enorme bulevar de más de 3´5 kilómetros de largo, llamado entonces Victoria del Socialismo y ahora Bulevar Unirii, lo que deberían ser dos Ministerios y la nueva Biblioteca Nacional.

 

Las obras comenzaron en 1984 y en ellas trabajaron miles de personas en régimen de semiesclavitud hasta que la Revolución de 1989 puso fin a los faraónicos trabajos. La Biblioteca Nacional, de triste aspecto, se levanta todavía en el Bulevar, a medio acabar o como si la Revolución acabase de pasar a través de sus muros y ventanas. En el centro de la fachada, un enorme cartel indica la fecha en el que se congeló el tiempo para el edificio: 1989.

23/08/2008 21:37 legiovhispana #. Bucuresti Hay 1 comentario.

Expulsado de la "piscina"

20080823215929-expulsado-de-la-piscina.jpg
23/08/2008 21:59 legiovhispana #. Bucuresti No hay comentarios. Comentar.

Pescando en el Dâmboviţa

20080823220102-pescando-en-el-dambovita.jpg
23/08/2008 22:01 legiovhispana #. Bucuresti No hay comentarios. Comentar.

Happy Park

20080823220617-happy-park-2.jpg

Repasando las fotos de esta tarde, no he podido resistirme a poner ésta en la que Claudio pilota cual Patrón de la Diversión el barco que lleva a sus hermanas. ¡Mirad qué serio está y con que seguridad coge el timón!

23/08/2008 22:06 legiovhispana #. Bucuresti Hay 3 comentarios.

Conducir en Bucarest

Pensaba que después de conducir en Líbano lo había visto todo, allí lo llamaban el War way of driving, pero en este país disfrutan de su particular Romanian way of driving.

 

Ceauşescu contribuyó enormemente al actual caos circulatorio gracias a la construcción de sus faraónicas avenidas construidas para mayor gloria del Socialismo pues, mezcladas con el trazado del Bucarest tradicional, trazaron un plano imposible para el tráfico.

 

A un diseño inverosímil, cabe añadir la descortesía general del conductor rumano. Nunca confíes en la bondad de los extraños, debería ser el lema de todo conductor que aprecie su vida. Especialmente desconsiderados son los propietarios de vehículos de alta gama. Pijos chandaleros que con un gran BMW se creen el rey de Bucarest y actúan como un tirano caprichoso y avasallador.

 

Para acabar de complicarlo todo, hay que sumar el poco respeto general por las normas, pues básicamente se obedece a los semáforos en las grandes avenidas, sin embargo, ahí termina todo: coches en contra dirección en calles secundarias, vehículos saltándose dobles continuas, peatones cruzando por donde pueden, desprecio a Stops y Cedas, rotondas tomadas a capricho del conductor, carriles de tranvía tomados por todos, coches aparcados de cualquier manera ocupando toda la acera…

 

Hoy, por segunda vez desde que hemos llegado, un conductor agraviado no sé exactamente por qué se ha puesto a mi lado y ha empezado a dar volantazos, como intentado echarme del carril. ¡Así es Bucarest! (el vídeo adjunto fue grabado invierno pasado en el Bulevar Marasesti, una de las arterias de la ciudad).

 

25/08/2008 21:25 legiovhispana #. Bucuresti Hay 4 comentarios.

La búsqueda

20080827211803-villa-cotroceni.jpg

Encontrar piso en Bucarest supone una ardua tarea. Como prácticamente no existen los apartamentos de tipo medio, si no quieres vivir en un edificio-colmena de corte comunista, debes buscar entre los de alto standing lo que implica aceptar pagar unos precios desorbitados, del orden de los 2.000 a 3.000 € mensuales (aunque los hay incluso más caros, obviamente).

 

En general, estos apartamentos o villas son muy bonitos, con estancias amplias y muy luminosas, aunque desgraciadamente la horquilla de precios no garantiza un lugar agradable ni acogedor donde vivir y puedes llevarte hilarantes sorpresas. Ayer vimos un dúplex a 3.200 € al mes en el que el piso superior tenía el techo más de un metro más bajo que el inferior y donde la cocina estaba situada en el altillo. Otro apartamento que hemos visitado no tenía puertas ni cocina. Pedían 2.500 € mensuales. En un apartamento ya en la afueras de Bucarest, que actualmente es una oficina, el comercial de la inmobiliaria intentaba convencerme que de un despacho donde apenas cabían dos escritos podían salir dos habitaciones. Su precio era de 1.500 € al mes. Una de las casas que visitamos tenía un búnker subterráneo con puerta blindada y respiradero conectado directamente al exterior. Sus constructores eran israelíes y su precio 3.500 €.

 

Mención a parte merece la decoración de muchos de estos apartamentos, que oscila entre lo anticuado de estilo barrocombolesco y el decorado propio de las películas pornográficas checoslovacas, pasando por los más variopintos templos del kitch. Pocos lugares están decorados con gusto occidental y si lo están, te suman a la tarifa mensual 1000 euritos en concepto de muebles. Y todo sin torcer el gesto.

 

La búsqueda continúa.

27/08/2008 21:18 legiovhispana #. Bucuresti Hay 1 comentario.

Restaurar Bucarest

20080827213345-restaurar-bucarest.jpg

Bucarest es arquitectónicamente apasionante, aunque hay que saber apreciarlo. Entre los armatostes soviéticos asoman pequeñas y no tan pequeñas joyas de los más diversos estilos: gótico, neoclásico, barroco, Art Nouveau, modernista, Ţărănesc, etc.

 

A pesar de todo, al recién llegado le cuesta encontrar esos tesoros por lo que suele quedar afligido ante los edificios-colmena caracerísticos de los régimenes totalitarios. Para empeorar todavía más el paisaje urbano, el gris hormigón habitual adopta unos tonos negruzcos intensificados a medida que se desciende por la fachada debido a la contaminación provocada por el tráfico.

 

Con María hemos discutido mucho sobre las posibilidades de hacer de Bucarest una ciudad bonita y cuando ya habíamos llegado a la conclusión de que una mano de pintura blanca daría un toque muy Bauhaus a la ciudad, un edificio en Calea Victoriei nos ha dado la razón. ¡Todavía hay esperanza!

27/08/2008 21:38 legiovhispana #. Bucuresti Hay 1 comentario.

Victoria

20080827223153-steaua-bucarest.jpg

Estaba tranquilamente sentado leyendo en el sofá cuando la ciudad ha estallado: el Steaua de Bucarest ha ganado al Galatasaray turco por 1-0 y se ha clasificado para la Liga de Campeones. La gente ha salido a la calle a gritar, cantar y a celebrarlo, suenan las bocinas, las pocas motos que hay en la ciudad hacen rugir sus motores, no parece una victoria pasajera, parece que hayan ganado la Liga.

 

Me importa muy poco el fútbol, me interesa más entender este júbilo desmedido. Imagino que vencer a los turcos de nuevo, como hicieran Stefan cel Mare o Mihai Viteazul entre los siglos XV y XVII, es una nueva reafirmación de resistencia de Rumania frente a la Sublime Puerta, de su compleja vocación occidental. Turquía como el eterno enemigo. Ahora ya no hay campos de batalla, ahora hay estadios.

27/08/2008 22:31 legiovhispana #. Bucuresti No hay comentarios. Comentar.

Burocracia

20080829035537-ninos-policia.jpg

Por una de esas extravagancias burocráticas tan típicas de Rumania, para registrarse en la Embajada de España como residente debemos presentar un papel de la Policía de Inmigración, donde nos han informado de la necesidad de presentar un contrato rumano que no tenemos, es decir, que nos prefieren ilegales. Como sabemos que el entuerto se resolverá cuando encontremos un funcionario lo suficientemente dispuesto, ya nos hemos hechos las fotos para la ficha. Sin duda, los enanos han quedado geniales.

 

29/08/2008 03:55 legiovhispana #. Bucuresti Hay 7 comentarios.

Una nohe en la ópera

20080831212355-promenada-operei.jpg

Como pistoletazo de salida a la temporada de la Ópera Nacional de Bucarest, ayer se celebró la segunda edición de la “Promenada Operei” (Un paseo por la ópera), un concierto gratuito al aire libre, interpretado por la orquesta de la casa, con las obras más conocidas de autores como Tchaikovski, Dvorak, Mozart, Rossini, Verdi, Gounod o Puccini.

 

Frente a la austera fachada del edificio de la ópera, un escenario con la orquesta y los solistas y unas 5.000 sillas con gente de lo más variopinta: abuelos trajeados, modernos niquelados y otros que se quedaron en el camino, familias con niños, algún chandalero despistado y nosotros, menos abrigados de lo que la ocasión requería, pues parece que con el espectáculo terminó el verano en Bucarest.

 

El concierto fue una maravilla, aunque personalmente tuvo un punto culminante (también en aspecto gélido) en la interpretación de Granada que hizo el tenor rumano Teodor Ilincâi quien, por cierto, vocalizaba como si fuera de Alcobendas. A destacar también el impresionante tenor Mihai Bogdan como Conde de Almaviva en El barbero de Sevilla y la contundente Ana Maria Comşa en la pieza que cantó de la ópera Atila. Aunque destaco sólo tres, lo cierto es que todos los intérpretes de la noche fueron tan talentosos como desconocidos para nosotros. El recial terminó con el inevitable brindis de La Traviata y un castillo de fuegos artificiales. El año que viene repetiremos.

31/08/2008 21:23 legiovhispana #. Bucuresti Hay 2 comentarios.

Japanese people are aliens

20080831215032-japanese.jpg

Stra. Doamnei con Stra. E. Carada, frente al Banco Nacional de Rumania

31/08/2008 21:50 legiovhispana #. Bucuresti Hay 1 comentario.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris