Facebook Twitter Google +1     Admin

Mascarilla facial

20101027085101-101027-mascarilla.jpg

Que la belleza exige ciertos sacrificios parece una obviedad, sin embargo, todo tiene sus límites. Ayer, avituallándonos en el súpermercado, nos topamos con esta máscara de barro de la marca Montagne Jeanesse, que en una interpretación libre al español podría traducrise como El Circo de los Monstruos Marinos de las Profundidades de las Fosa de Las Marianas.

Al parecer, el contenido del sobrecito proviene del Mar Muerto, cosa que me extraña poco a la vista de la fotografía que lo ilustra. La pobre mujer, víctima, sin duda, de la búsqueda compulsiva de la excelencia, se ha embadurnado la cara con un barro azul de origen más que dudoso (por mucho que se insista en lo del Mar Muerto). No contenta con su aspecto, ha colocado una hoja fresca de plátano sobre cada ojo y encima, un canapé de paté del malo, trufado de grasa y coronado por ramitas de coral blanco.

El paquetito afirma que la plasta limpia los poros „en profundidad”, aunque más bien parece que los tapone y sustituya la suciedad existente con nuevas capas de porquería. Otro de los beneficios anunciados es la reducción del stress y, aunque dudo de cómo un mazacote facial de tal calibre puede reducir el stress, estoy totalmente seguro de que no se refiere al stress ajeno de aquéllos que contemplan a la parienta con semejante aspecto.

A los valientes que quieran enfrentarse al Mud Pac, puedo decirles donde encontrarlo.

27/10/2010 08:51 legiovhispana #. Reflexiones

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Luis

¿No será crema facial para zombies?

Fecha: 27/10/2010 10:12.


gravatar.comAutor: MIGUEL ANGEL

saludos desde Cartierul Sebastian ;-)

me gusta tu blog. Solo decir que en España he visto estas mascarillas en las tiendas, y en el Carrefour ^_^

Eso si, es un poco para zombis...

Fecha: 27/10/2010 17:08.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris