Facebook Twitter Google +1     Admin

Autobuses

20100224161900-100224-autobuses.jpg

La red de autobuses de Bucarest no está nada mal, lo cierto es que puedes llegar hasta al último rincón de la ciudad si conoces qué autobús debes coger y dónde cogerlo. Desgraciadamente, la mayoría de las paradas de autobús pasan bastante desapercibidas, aunque últimamente están instando bonitas marquesinas que indican donde esperar y qué autobuses pasan por ahí. En ningún lugar existe indicación alguna sobre la ruta que sigue cada coche, eso debe saberlo de antemano el usuario.

 

Sobre el coste del transporte, al igual que el metro es francamente barato. Puedes comprar un solo billete, una tarjeta con varios viajes, un abono mensual ilimitado para una línea de autobús, un abono para varias líneas e incluso un abono combinado con el metro. La última opción, al más cara, cuesta 74 lei (18 €). Ayer me compré un abono mensual para una sóla línea de autobús – que me deja casi frente a mi oficina partiendo de muy cerca de mi casa – por 30 lei (7,3 €).

 

Los autobuses suelen pasar con regularidad (algunos con más regularidad que otros) y, aunque normalmente van bastante llenos, sueles viajar cómodamente. En el viaje de regreso a casa de ayer tuvimos una sorpresa pues un chucho vagabundo viajó algunas paradas con nosotros. Imagino que estaba demasiado cansado para caminar así que decidió tomar el autobús. No sé que abono tenía el animal pero una chica bastante malhumorada acabó sacándolo a patadas. El bicho se lo tomó con malas pulgas aunque con resignación.

 

24/02/2010 16:19 legiovhispana #. Bucuresti

Comentarios » Ir a formulario



Autor: Anónimo

Qué cabrones, pobre chucho. ¿Le pidieron el abono o le echaron sin más?

Fecha: 24/02/2010 20:29.


Autor: Javi Osorio

Qué cabrones, pobre chucho. ¿Le pidieron el abono o le echaron sin más?

Fecha: 24/02/2010 20:30.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris