Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Holocausto canino?

20130915163248-130915-holocausto-canino.jpg

El pasado 2 de septiembre, la abuela de Ionuţ Anghel, de 4 años de edad, lo llevó de paseo al Parque Tei junto a su hermano, un poco mayor que él. Al llegar allí, la mujer se distrajo un momento y los niños hicieron lo que es propio de ellos, es decir, escapar de su supervisión para adentrarse en una zona asilvestrada, con plantas lo suficientemente altas como para ocultarlos totalmente, mucho más interesante que los ya archiconocidos columpios de un lugar al que solían ir con frecuencia.

La mala fortuna hizo que durante la infantil aventura, Ionuţ y su hermano se topasen con un par de perros peligrosos que se les echaron encima. A pesar de llevarse un buen mordisco en la pierna, el hermano mayor pudo huir y alertar a su abuela, sin embargo, poco se pudo hacer por Ionuţ, que murió por las heridas causadas por los canes.

Desde la trágica muerte de Ionuţ, se ha desatado de nuevo el periódico debate sobre el destino de las decenas de miles de perros vagabundos que deambulan por la ciudad y que suponen una amenaza física y sanitaria para la población. La noticia también ha dado rienda suelta a las más bajas pasiones de algunos bucarestinos, que no han dudado en atacar violentamente a todo perro que se cruzaba en su camino. Otros, por su parte, han intensificado su defensa de los animales en un ambiente terriblemente condicionado por la muerte de Ionuţ.

La conmoción ha llegado hasta el Parlamento rumano que, por una vez y sin que sirva de precedente, se ha apresurado a tomar medidas en una situación de máximo interés para la población. A pesar de ello, su actuación no ha estado ausente de polémica pues en un tiempo récord ha aprobado una ley que permite exterminar a todos aquellos perros que, una vez cazados, no sean reclamados por sus dueños o adoptados en un plazo máximo de 14 días. En este sentido, Sorin Oprescu, flamante alcalde de la capital, ha anunciado un próximo referéndum para decidir la suerte de los canes de Bucarest.

Por si no bastaba con las manifestaciones de los últimos días, a favor y en contra de los perros vagabundos, Brigitte Bardot ha intentado abanderar las protestas contra el cercano holocausto canino como ya hiciera en el año 2001 para evitar otra anunciada matanza, sin embargo, el alcalde que por aquel entonces se plegó a sus demandas, Traian Basescu, ahora le ha recomendado que, si quiere tanto a los perros, visite Bucarest, se lleve unos cuantos a su casa - el propio Basescu tiene cinco perros callejeros adoptados – y, de paso, pase por la casa de los padres de Ionuţ para explicarles su campaña.

A raíz de toda esta polémica, recientemente se ha publicado que, durante el año 2012, hubo 16.000 ataques de perros contra personas sólo en Bucarest.

Fotografía de una rotonda bucarestina, por gentileza de ABC.  

15/09/2013 16:31 legiovhispana #. Bucuresti

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: A

Desde que voy a Bucarest, temo que sucedan cosas tales como la descrita, es una dejación no actuar rápidamente... ya ha pasado demasiado tiempo con esta situación, lo demás es esconder la cabeza debajo del ala.

Fecha: 16/09/2013 11:01.


gravatar.comAutor: Abuela Gloria

El anterior comentario era mío.

Fecha: 16/09/2013 11:03.


gravatar.comAutor: Luis.

Caramba con los chuchos. Llevas mucho tiempo señalando este peligro. Propongo soltar leones en la ciudad. Devorarán a los perros y... En fin, era una idea. ;)

Fecha: 16/09/2013 15:12.


gravatar.comAutor: Aba Inma

Me sumo al comentario de Gloria. Me da horror pensar lo que pueden ocasionar esos perros callejeros.
¿Recordais cuando uno persiguió a Matilda?

A ver si se soluciona el problema que ya sería hora.

Fecha: 17/09/2013 13:58.


gravatar.comAutor: Crey

Quien defienda esta atrocidad que lo vea con sus ojos las consecuencias http://xnici.wordpress.com/2013/09/30/bleeding-romania-the-truth-about-stray-dogs-from-romania/

Fecha: 05/10/2013 02:40.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris