Facebook Twitter Google +1     Admin

Trăiască Regele!

Un 10 de mayo de 1866 llegaba a Bucarest el nuevo príncipe de Rumanía, Carol I de Hohenzollern Sigmaringen, donde según la tradición fue recibido con unas muestras de pan y sal. 11 años después, un 10 de mayo de 1877, Carol I proclamó la independencia de Rumanía y se puso al frente del ejército para luchar contra el Imperio Otomano junto a los rusos.

Cuando en 1880 la comunidad internacional reconoció a Rumanía como un estado independiente, el 10 de mayo fue proclamado como Día Nacional de Rumanía. Tras la caída de la Monarquía, algo después de la Segunda Guerra Mundial, el 10 de mayo se consideró como el Día de la Monarquía Rumana y así sigue.

Los monárquicos hoy saludan con un Trăiască Regele! (o lo que es lo mismo, ¡Viva el Rey!) – así me han saludado hoy al entrar en la oficina – y recuerdan con nostalgia los tiempos en que Rumanía era un reino respetado en Europa (especialmente, bajo los gobiernos de Carol I, Ferdinand I y Mihai I, pues a Carol II prefieren obviarlo).

Entre 1866 y 1947, Trăiască Regele! fue el título del himno del Principado y después del Reino de Rumanía. Su música fue compuesta en 1862 por un capitán del ejército de origen germano llamado Eduard Hübsch y la letra fue obra del poeta rumano Vasile Alecsandri de modo que, a partir de 1881, los rumanos pudieron cantar su himno.

10/05/2011 12:52 legiovhispana #. Historia

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris