Facebook Twitter Google +1     Admin

Ingenio gerontológico

20100214181402-image164.jpg

Veía el otro día por la televisión que la pensión más baja de Rumania asciende a la impresionante suma de 3 lei, es decir, unos 75 céntimos de euro. Tan lamentable marca correspondía a la señora Ioana Rosca de Rozavlea (Maramures), aunque indica perfectamente el nivel de renta de algunos abuelos rumanos y, sobre todo, el maltrato al que los somete el Estado.

 

En estas circunstancias, es de imaginar que muchos jubilados se ven incapaces de comprarse el calzado más adecuado para cada temporada, sobre todo ahora que unos zapatos con suela de piel implican un elevado riesgo de resbalón mortal a cada paso.

 

Como las privaciones aumentan el ingenio, ya he visto a muchos venerables ancianos colocarse unos esparadrapos en las suelas para evitar los traspiés y parece que la idea  funciona pues los veo caminar con mayor soltura que otros mucho más jóvenes y aparentemente mejor calzados.

14/02/2010 18:14 legiovhispana #. Bucuresti

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Ana, hermana, tía y amiga

Increible método el de los esparadrapos aunque habiendo sufrido esas placas de hielo y esos megacharcos se me hace dificil pensar en su verdadera eficacia!!! E increible la pensión de esa pobre mujer!! Joooooder como está el pais!!

Fecha: 15/02/2010 22:48.


gravatar.comAutor: Javi Osorio

Yo creo que son las mismas tiritas que ponen en las tapas de alcantarillas para que crucen animales pequeños.

Fecha: 24/02/2010 20:21.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris