Facebook Twitter Google +1     Admin

Bucarest: The Melting City

20100214175049-image170.jpg

Por fin han comenzado a subir las temperaturas en Bucarest y las montañas de nieve van en franca retirada, sin embargo, lo que aparentemente es una buena noticia, ha convertido la ciudad en un lugar impracticable.

 

Los desagües siguen bajo el hielo por lo que la nieve, al deshacerse, no tiene por donde escurrirse y forma grandes lagos sucios por todas partes. Los inconvenientes son principalmente dos: en primer lugar, al caminar sueles calcular mal su profundidad y meter el pie hasta el colodrillo, especialmente cuando vas maqueado para alguna reunión importante, y mientras maldices en arameo, aparece el segundo inconveniente, un coche se arrima demasiado a la acera a una velocidad excesiva y te ducha de barro ya hasta la coronilla, para no dejar sobre tu ropa ni un espacio libre de agua y porquería.

 

Si la mala suerte te acompaña, es posible que algún carámbano de los que cuelgan de las cornisas de todos los edificios de Bucarest se desprenda en ese preciso instante y te rompa la crisma. No tengo estadísticas de muertos en la ciudad por esta causa, pero estoy convencido que debe haber un verdadero holocausto anual de sufridos ciudadanos debido a la lluvia de hielo punzante que se acaba de iniciar.

 

Para empeorar las cosas – si cabe – la inmundicia vuelve a aflorar entre la nieve, así que pronto volveremos a gozar en plenitud de las vistas que ofrece la deficiente recogida de basura y el inexistente servicio de limpieza de calles de Bucarest.

 

En estas circunstancias, es normal que los centros comerciales estén abarrotados de gente que desea pasear tranquila y sin miedo a morir o simplemente a ensuciarse.

 

La cosa se ha puesto fea y parece que todavía durará unos días más. Paciencia.

 

 

14/02/2010 17:50 legiovhispana #. Bucuresti

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris