Facebook Twitter Google +1     Admin

Las iglesias fortificadas sajonas

20091030105110-dscf8236.jpg

Ya hablé en mi post titulado Herta Müller (09/10/09) sobre el origen de la población sajona de Rumania, minoría que hoy sufre un amargo proceso de envejecimiento previo a su desaparición.

 

Durante nuestra escapada del fin de semana pasado dedicamos todo el domingo a recorrer algunas de las más bellas iglesias fortificadas construidas por la población de origen germano en los alrededores de Brasov. Todas ellas tienen en común un templo con una alta torre, rodeado de sólidas murallas circulares con un número variable de bastiones que durante la Edad Media protegieron a los habitantes de las distintas poblaciones de los ataques de sus enemigos y les proporcionaron espacio para almacenar recursos en previsión de largos asedios. Su interior, de un sobrio estilo gótico, suele estar decorado con dibujos florales, símbolos, escudos y frases con grandes letras góticas en alemán en honor a Dios.

 DSCF8239 

 

Harman (Hönigberg o Hermannsdorf) es una población situada en el amplísimo valle del río Olt. Aunque se han encontrado restos de asentamiento neolíticos de la cultura Cucuteni, la primera mención escrita que tenemos del lugar es de 1240, durante el reinado del rey húngaro Bela IV. Su iglesia fortificada fue construida un año después de la gran invasión de los mongoles de 1241 y protegió a sus habitantes, principalmente agricultores, ganaderos y artesanos, de mongoles, turcos, húngaros, plagas de langosta, la Peste Negra e inundaciones.

 

Prejmer (Tartlau) es una población cercana que cuenta con la iglesia fortificada cuyos muros de casi 4 metros de espesor fueron considerados siempre como inexpugnables. Prejmer fue fundada por los Caballeros Teutónicos y colonizada por sajones de Turingia en el siglo XIII. El asentamiento también se menciona por primera vez en las fuentes escritas en 1240.  La construcción de la fortaleza, levantada alrededor de una iglesia de 1250, se inició en 1427 y como en Harman fue concebida como un refugio o albergue para los aldeanos en tiempos de guerra.

DSCF8245

 

Aunque visitamos otras, finalmente destacaré la iglesia fortificada de Cristian. Se levantó en estilo gótico en el siglo XIII sobre los restos de una basílica romana. Ya en el siglo XVI, se construyó el muro y los bastiones que la rodean y un par de pasadizos secretos que permitían a los habitantes escapar a los bosques cercanos en caso de sitio. Una de las torres de la fortaleza se llama la Torre del Bacon. Inicialmente sirvió como capilla pero más tarde se empleó como almacén de víveres, sobre todo de tocino, de donde viene su nombre. Los aldeanos llenaban la bodega de la torre con hielo para conservar los alimentos durante el verano y para mantenerla fría solo se les permitía entrar allí en domingo. Actualmente, una anciana sajona cuida de la iglesia y abre la puerta a los visitantes. Durante nuestra visita nos explicó que hoy sólo quedan un centenar de sajones en Cristina que celebran la misa en alemán. A los lados de la puerta principal, tres listas, una para los muertos en la Primera Guerra Mundial, otra para los muertos durante la Segunda y, finalmente, otra para los deportados a la Unión Soviética que nunca regresaron. La abuela nos señaló allí los nombres de sus padres. Después de la guerra, nunca los volvió a ver.

 

DSCF8246

 

30/10/2009 10:51 legiovhispana #. De viaje

Comentarios » Ir a formulario



Autor: Ana HyA

Jooooo... que finde más completo e iglesias fortificadas... debes haber disfrutado como u enano, no? Son chulisimas y sus respectivas historias seguro que esconden anecdotas de lo más interesantes... Que chula es la trecera foto del post... parece el decorado de una peli... Un beso hermano... contigo siempre se aprenden cosas nuevas.

Fecha: 31/10/2009 14:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris