Facebook Twitter Google +1     Admin

Sarcófagos

20091005150710-dscf8204.jpg

En la esquina de Calea Victoriei con el Boulevard Dacia, en los jardines del palacio de  la Academia Rumana, pueden verse estos tres sarcófagos romanos, procedentes de las excavaciones arqueológicas de la zona de Dobrogea y datados entre los siglos II y III, que pertenecieron a la colección privada del Primer Ministro Mihail Kogălniceanu (6 de septiembre de 1817 – 1 de julio de 1891).

 

Excepto el del centro, son sepulcros bastante sencillos, de estilo asiático, esculpidos en piedra caliza, con una espacio reservado para una inscripción actualmente ilegible y con la tapa en forma de techumbre a la manera de los templos de la época. El sarcófago central, el más grande, tiene una evidente inspiración arquitectónica y en su tapa destacan el relieve de una calavera y en sus esquinas las akroterias decoradas con leones acompañados de ornamentos florales. Posiblemente se trate de un trabajo hecho en alguno de los famosos talleres de Asia Menor, quizás en Dokimeion (Frigia). La decoración con leones era propia de los sarcófagos provenientes de los talleres de la ciudad de Roma por lo que es posible que quien hizo el encargo, perteneciente a la nobleza local, proviniese de la capital del Imperio o tuviese una estrecha relación con ella.

 

Los sarcófagos fueron un medio de inhumación común en el Imperio romano a partir del siglo II. Anteriormente, en la Época Republicana y a principios del Imperio, los enterramientos en sarcófagos no eran comunes entre los ciudadanos romanos, que practicaban la incineración y colocaban las cenizas y los huesos en urnas u osarios.

 

05/10/2009 15:07 legiovhispana #. Bucuresti

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris