Facebook Twitter Google +1     Admin

Constantinopla-Estambul

20090504203112-dscf7335.jpg

Hemos visitado dos ciudades: Constantinopla y Estambul. Podréis decir que son la misma, pero no.

 

La oculta tras la grafía musulmana, la bizantina, se levanta en los lugares más evidentes, aunque también en los más recónditos. Son piedras, al fin y al cabo, pero ¡qué piedras! Santa Sofía - ¡tanta belleza! -, San Sergio y San Baco, la cisterna-basílica, San Salvador de Cora o de las murallas de Teodosio, a las que he trepado por una de sus torres para contemplar la ciudad desde lo alto, esa ciudad que se ondula hacia el Mármara y que no puede disimular su grandeza. Y entonces surge la otra, la musulmana, la que trajo la Mezquita Azul, Topkapi, el Bazar de las Especias o la imponente Süleymaniye, la que derribó las murallas romanas y que se sólo se detuvo a las puertas de Viena. Después, una lenta y grandiosa decadencia hasta el padre de los turcos, Atatürk, elegante, omnipresente.

 

Una flor no hace primavera, a pesar de lo cual, Estambul me habla del éxito de un sistema que ha funcionado en un país islámico, es decir, ¡que todavía es posible! Mi rotundo no a la integración de Turquía en la UE se tambalea. No puedo decir que ahora defienda el , pues hay mucho más que considerar, sin embargo, ahora entiendo bien que una apuesta de este calibre sería un interesante espaldarazo a una política de tolerancia en el mundo islámico. ¿Debe Europa asumir un socio básicamente asiático para enviar este mensaje a ese mundo? Esa es la gran pregunta.

 

Pero Estambul es más que todo eso, es olor y sabor, de los pequeños rincones, del laberinto que la conforma, es un café con poso, una plaza recoleta, unos abuelos sentados al sol, el sonido familiar de la música mística sufí, es un mercado de pescado recién salido del Mármara, la amabilidad de los desconocidos, la llamada del almuecín, los cajones de especias, unos hipnóticos derviches danzantes, un té humeante…

 

Estambul es todo eso y debe ser más, todo lo que me ha quedado por conocer.

 

04/05/2009 20:31 legiovhispana #. De viaje

Comentarios » Ir a formulario



Autor: Javi Osorio

Sí, sí, todo muy bonito, pero ¿por qué os habéis hecho la foto ante un lienzo de decorao? Eso es un chiringuito de souvenirs fotograficos con fondo pintado... Yo personalmente prefiero esos chiringuitos en los que te pones tu detras del decorado y sacas las cabezas por unos agujerillos.

Fecha: 25/07/2009 22:49.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris