Facebook Twitter Google +1     Admin

Parque Herăstrău

20081123213031-dscf6904.jpg

Mañana soleada. Frío que rasca la boina.

 

Ayer César nos explicó que cuando salió de casa por la tarde, caía una nevada de órdago en el Parque Herăstrău, así que esta mañana, abrigadísimos, hemos salido a pasear y ver si quedaba algo de nieve.

 

Aunque el sol ha desecho todo vestigio de la nevada, los enanos han visto una ardilla, así que ya les ha valido la pena el paseo. El famoso viento de Bucarest, sobre el que todo el mundo nos ha advertido, soplaba hoy con fuerza, así que no hemos podido pasear mucho rato - pues los enanos se estaban quedando pajarito - y hemos vuelto a casa.

 

Este parque, situado al norte de Bucarest, muy cerca de la Estatua a los Héroes de la Aviación (ver post del 15/07/2008), es el más grande de la ciudad (ni más ni  menos que 187 hectáreas). Tiene varios lagos comunicados entre sí, teatro al aire libre, restaurantes, atracciones para niños y unos bosques y jardines muy bien cuidados. La zona donde hoy se sitúa el parque era el lugar de retiro preferido de los bucarestinos del siglo XVIII, sin embargo, no fue hasta 1936 cuando se constituyó como parque a raíz de la exposición Luna Bucureştilor.

 

Durante un breve tiempo se llamó Parque Carol II, en honor al rey de Rumania, pero con la llegada del comunismo se lo rebautizó como Parque Stalin e incluso se levantó una estatua al sanguinario dictador en el mismo lugar donde hoy se alza la de Charles de Gaulle. Tras la muerte del tirano, el nombre cayó en desuso y, de la noche a la mañana, la estatua desapareció.

 

Los bucarestinos, que también tienen su sentido del humor, han rebautizado a la Cruz del Milenio (un gran disco con pequeños orificios que forman una cruz), situada en los 90 en medio de la plaza frente a la estatua al militar francés, como la celda de Stalin.

 

23/11/2008 21:30 legiovhispana #. Bucuresti

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris