Facebook Twitter Google +1     Admin

El Niño preso de San Elefterie

20110323231331-110323-iisus-in-zeghe.jpg

La nueva iglesia de San Elefterie, que con su elegante factura neo-bizantina da la bienvenida al barrio de Cotroceni, guarda en su ábside una curiosa pintura con historia. Aparentemente, se trata de la típica representación del icono de la Theotokos o Madre de Dios que acoge en su regazo al niño Jesús, sin embargo, en lugar de vestir una túnica blanca (símbolo de pureza), dorada (signo de sabiduría) o púrpura (símbolo de majestad), el niño lleva una prenda blanca con rayas negras propia de un presidiario.

Este mural fue pintado por el padre Arsenie Boca, un sacerdote de mirada inquietante pero muy respetado por los fieles ortodoxos rumanos (imagen, a continuación). Nacido en Hunedoara en 1910, estudió en la Academia Teológica de Sibiu y en el Instituto de Bellas Artes de Bucarest. Trabajó en la redacción de la primera versión rumana de la Filocalia, una colección de textos místicos y ascéticos propios de la Iglesia Ortodoxa, y durante los años de la Segunda Guerra Mundial desarrolló su labor monacal en el Monasterio Brancoveanu.

110323_Arsenie-Boca

Iniciada la época comunista, el padre Boca fue detenido en repetidas ocasiones acusado de colaborar con los milicianos anticomunistas de los Montes Faragaş. Las autoridades forzaron su traslado al Monasterio de Prislop, en Hunedoara, pero las continuas detenciones que sufrieron él y otros monjes, acusados de actividades anticomunistas, acabaron certificando el cierre del monasterio en 1959. Condenado a no ejercer actividad religiosa alguna, el padre Boca se dedicó a pintar el interior de varias iglesias de Bucarest, entre ellas la de San Elefterie, en Cotroceni, en la que pintó un niño Jesús con ropas de presidiario como metáfora de la persecución religiosa que llevaba a cabo el régimen comunista. Acosado por la Securitate, el padre Boca se retiró a una celda en Sinaia, donde murió un mes antes de la Revolución de 1989.

23/03/2011 23:13 legiovhispana #. Bucuresti

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Aba Inma

Curioso lo del traje del niño Jesús.
El padre Boca es una de tantas y tantas victimas del comunismo, pero ha dejado plasmada su protesta en su obra y tu con tus conocimientos nos haces conocedores de su historia.
Seguro que él lo celebraría.

Fecha: 24/03/2011 09:12.


gravatar.comAutor: Luis

Un relato impresionante. Bravo, Carlos.

Fecha: 24/03/2011 11:26.


gravatar.comAutor: NICOLAE

El padre Arsenie Bioca no solo es conocido en Rumania por los frescos,mas bien es un Hombre de Dios.

Fecha: 18/10/2013 19:48.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris