Facebook Twitter Google +1     Admin

¡Esto se hunde!

20100620175532-100620-poste.jpg

Cada verano ocurre un curioso fenómeno en la calles de Bucarest. A medida que sube la temperatura, en muchas vías de la ciudad empieza a combarse el asfalto, formando baches más o menos profundos.

A pesar de todo, los coches siguen circulando por encima por lo que en unos días el asfalto empieza a agrietarse y, al cabo de poco tiempo, aparece un socavón. El hoyo suele ser de tamaño variable, desde un palmo de diámetro hasta más de un metro. Lo más desconcertante del asunto es la profundidad que alcanzan estos boquetes y lo desconocido de sus causas (¿el agua subterránea erosiona la base arenosa del terreno y éste acaba cediendo?, esta es mi hipótesis).

 100620_Esto se hunde

El servicio de mantenimiento de las vías públicas de la ciudad deja mucho que desear, por lo que estos baches pueden estar días obstaculizando la calzada sin ser reparados. Los vecinos suelen tener la amabilidad de señalarlos empleando métodos de lo más variopintos: colocar una silla encima, meter unas ramas dentro o, como ha ocurrido en nuestra calle, plantarle un poste de casi dos metros de altura.

 Hace 4 días, un par de policías estuvieron mirando el socavón, sin embargo, nadie ha venido a repararlo.

20/06/2010 17:57 legiovhispana #. Bucuresti

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: M.

¿Qué agua subterránea ni qué niño muerto? ¿Tú no has visto cómo hacen las calles?

Fecha: 20/06/2010 20:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris