Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Cómo se tramita el papeleo tras un accidente de coche en Rumania?

Debo decir para empezar que, a pesar de nuestros temores, el papeleo del seguro y la entrada en el taller han sido procesos sencillos y rápidos, aún con sus particularidades autóctonas. Quizás a alguno que esté por aquí pueda interesarle el asunto, así que daré algunos detalles.

 

Tras el choque del lunes, como todos íbamos con prisa quedamos con Ioana, la conductora del otro vehículo, en encontrarnos más tarde para realizar el papeleo así que simplemente intercambiamos teléfonos y le pedimos que consultase a su compañía de seguros los pasos a seguir. Diligente, Ioana nos llamó unas horas después para citarnos en la sede de su compañía de seguros, donde deberíamos rellenar el Parte amistoso de accidente, los inspectores comprobarían los daños en nuestro vehículo y tomarían algunas fotografías.

 

Allí llegamos a las 17 h y nos recibió una gran sala llena de mesas con gente de mirada lánguida (al fin y al cabo, todos habían chocado, así que había pocos motivos para la alegría). En el centro de cada mesa, un inquietante teléfono. Tras presentar nuestro caso a una estirada recepcionista, poco amable y que sólo ponía escalofriantes problemas, nos sentaron en una de las mesas donde María tuvo que responder a las incisivas preguntas sobre múltiples detalles del accidente que alguien formulaba al otro lado del misterioso teléfono. Tras colgar, ¿y ahora qué? Esperar

 

Al los pocos minutos, un inspector al fondo de la sala nos citó a Ioana y a mi para presentar el parte, los papeles de ambos coches y nuestros carnets de conducir. Tecleó brevemente y se puso la chaqueta para salir al parking y tomar las fotos de nuestro Dacia. Fue muy profesional e incluso detectó cosas que yo no había visto, así que mejoro nuestro parte. La cosa pareció terminar allí y nosotros nos preguntábamos dónde nos arreglarían el coche pero, antes de poder preguntar, el inspector nos deslizó con disimulo una tarjeta de su taller mecánico donde nos atenderían amable y eficientemente.

 

Lo cierto es que el taller nos contactó ayer mismo, nos dio hora para hoy y, aparentemente, tendrá el coche reparado en dos días. El único inconveniente es que está en la comuna Bragadiru, a unos kilómetros de Bucarest. La ida ha sido fácil porque hemos ido con nuestro maltrecho Dacia pero, ¿y la vuelta? A -12 ºC apetece más bien poco esperar al autobús, así que hemos preguntado por un taxi pero la única opción de retorno a la ciudad era tomar un maxitaxi.

 

Estos vehículos son furgonetas de varias plazas, sin señal alguna que las identifique, cuyas paradas sólo conocen los que las cogen habitualmente, no tienen ninguna indicación sobre a dónde van ni de dónde vienen, tampoco se sabe su precio, suelen estar destartaladas y cumplir poco con las normas de seguridad propias de vehículos públicos (apréciese en el vídeo adjunto como un niño va amorrado al parabrisas junto al conductor). El misterio rodea a los maxitaxis. A pesar de todo, como la alternativa era morir congelados, hemos cogido la que nos ha indicado un paisano y, la verdad, nos ha llevado muy bien hasta la entrada de Bucarest, aunque la música a todo trapo ha convertido en viaje en un pequeño infierno sonoro (para apreciarlo, poner el volumen del ordenardor al máximo pues sólo así se acercará a la realidad).

 

27/01/2010 12:07 legiovhispana #. En familia

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Aba Inma

Toda una aventura, pero no se ve el video.
A la espera de que lo arregles.
Un beso.

Fecha: 27/01/2010 13:36.


Autor: M.

Loredana, Ioana es la vecina del Terrano que nos llevó a la guardería el lunes.

Fecha: 27/01/2010 14:38.


Autor: M.

Ah, y el maxitaxi tiene un folio pegado (justo donde se estrellaría la cabeza de la niña en el hipotético accidente) que dice Bucuresti Bragadiru.

Fecha: 27/01/2010 14:40.


gravatar.comAutor: Aba Inma

Ya he visto el video.Esta ciudad os da sorpresas cada día.
Ahora entiendo la diligencia de la tal Ioana, es normal siendo vuestra vecina.
La experiencia del maxitaxi es de "lo mas" .
Como tu dices en un hipotético accidente la cabeza del enano estallaría en el letrero que indica el recorrido.

Fecha: 27/01/2010 14:47.


Autor: Ana, hermana y amiga

Eso del maxitaxi me ha recordado a cuando cruzamos mongolia en una furgoneta rusa de 9 plazas un total de 13 personas. Una aventura inolvidable y sufrida!!!

Fecha: 30/01/2010 14:32.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris