Facebook Twitter Google +1     Admin

En ruta

20090620195732-image112.jpg

Volviendo de pasado jueves de un viaje relámpago a Sinaia, en plena carretera nacional, me crucé con este vehículo. Ni que decir tiene que circulaba mucho más rápido que yo, pitándome insistentemente para que me apartara, sin importarle lo más mínimo ir cargado con decenas de sillas.

 

Unos kilómetros más allí, me crucé con tres coches (que no iban juntos, por cierto) construidos con una plataforma de madera con cuatro ruedas, dos sillas parecidas a las de jardín para el piloto y el copiloto, un sillón doméstico trasero para los acompañantes y un motor que echaba humo. No había más carrocería. Un par de ellos iban cargados de frutas, el último parecía ir de paseo, en plan familiar.

 

Es cierto que el parque móvil rumano ha mejorado mucho en los últimos años, sin embargo, aún quedan joyas que contemplar por las carreteras del país.

20/06/2009 19:57 legiovhispana #. De viaje

Comentarios » Ir a formulario

Autor: AMA Gloria

Ya se ve que va apretando al de delante, vaya tío... Supongo que te apartaste, si te embiste es una fiera

Fecha: 21/06/2009 17:31.


gravatar.comAutor: Aba Inma

¡Vaya perla!

Fecha: 23/06/2009 13:12.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris