Facebook Twitter Google +1     Admin

Combinat

20090115085251-090114-kombinat.jpg

Rumania está trufada de los deprimentes restos del mito soviético de la producción industrial a gran escala, los llamados combinat, hoy ruinas de sobredimensionadas unidades industriales que se caen a pedazos en medio de la nada, o junto a vías muertas de ferrocarril, o frente a decadentes villas nacidas al albor de una promesa industrial, ahora liquidada.

 

Es paradójico que estos testigos de la arqueología industrial, ahora totalmente destruidos, hayan sido producto del mismo ánimo rapaz del pueblo que hace años destruyó los castillos medievales, símbolo entonces de la grandeza aristocrática. Tras la Revolución de 1989, estas inmensas, ineficientes y contaminantes fábricas fueron abandonadas, simplemente se cerraron y su personal fue despedido. Con la caída del bloque soviético ya no había a quien vender. Los obreros se fueron y las puertas se cerraron.

 

Día a día veían como aquellos armatostes se deterioraban tanto como su propia situación económica, así que un día, alguno más desesperado que otro, saltó la valla y se llevó el material de alguna oficina, quizás los muebles. Posiblemente volvió acompañado al día siguiente y se llevó el marco de alguna ventana pues en su casa hacía frío. Poco a poco se abrió la veda y el lugar que antaño los vio trabajar, acogió entonces a los antiguos obreros para ofrecerles su propia piel.

 

El resultado es un lugar fantasmagórico, vacío, indefenso, desprovisto de toda humanidad (si es que alguna vez la tuvo), lleno de basura y recuerdos de una época en la que, al menos, todos tenían un lugar donde ir a trabajar.
15/01/2009 08:55 legiovhispana #. Reflexiones

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: cesar

En fin,, como suenas en esa ultima linea,,,se te va pegando el influjo, eh?- es broma-.

Fecha: 15/01/2009 14:56.


Autor: Carlos

Me limito a repetir lo que muchos de ellos dicen de aquella época: "Al menos, todos teníamos trabajo"

Fecha: 15/01/2009 15:27.


Autor: Ana TyA

Y lo que mola meterse en esos lugares sólo a investigar... jejeje!!! pronto llegará a Rumania la fiebre ravera y esos lugares dejarán de ser tétricos para albergar a fiesteros descontrolados y punkis con perro... jajaja!!!

Fecha: 20/01/2009 11:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris