Facebook Twitter Google +1     Admin

Mirrors (2008)

20081017183633-mirrors1.jpg

Hoy no voy a hablar de los gárrulos maleducados, que vociferan, hacen aspavientos y hablan por el teléfono móvil durante las proyecciones en las salas de cine de Bucarest, ¡no!, eso lo dejo para otro día. Ahora simplemente voy a hablar de la película de terror que vimos ayer.

 

Se trata de Mirrors, la última película de Kiefer Sutherland, nuestro admirado Jack de la serie 24. El argumento es simple: un policía retirado por disparar accidentalmente a un compañero, es contratado como vigilante jurado en unos grandes almacenes que han sido presa de un pavoroso incendio y que han quedado tal cual mientras la compañía de seguros determina la indemnización a los dueños. Hasta aquí todo más o menos normal.

 

El terror empieza cuando Ben, el protagonista, tiene que hacer sus rondas nocturnas por los chamuscados almacenes, repletos de expositores rotos, miniquies carbonizados y, sobre todo, espejos que devuelven imágenes espeluznantes y que esconden una historia terrible con un solo nombre: Esseker.

 

Aunque puede parecer la típica historia de fantasmas, con psiquiátrico oculto y almas torturadas incluidas, el escenario, la tensión mantenida durante las rondas nocturnas y algunas imágenes tan espantosas como inolvidables bien les valdrá a los amantes del género una visita al cine, especialmente por el último minuto.

17/10/2008 18:36 legiovhispana #. Cine

Comentarios » Ir a formulario

Autor: M.

Las imagenes espeluznantes que devuelven los espejos son el mundo al reves, como la vida en Bucarest.

Fecha: 19/10/2008 09:15.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris